Haustblót y Mabon, el equinoccio de otoño

El Haustblót se celebra el 22 de septiembre y supone la despedida a los largos días y la calidez del verano, haciendo una ofrenda a la llegada de las largas noches de invierno. En esta época del año, la luz del día y la oscuridad, están en su mayor equivalencia, antes de la llegada de la oscuridad y que esta tome mayor importancia. En esta festividad se rinde honor por lo que se ha logrado y lo que está por venir. El Haustblót se practicaba y es practicado, en medio de la cosecha, para pedir que esta siguiera siendo buena.

Estas fechas, son el mejor momento para honrar a la diosa Sòl o Sunna y darle gracias por la luz que ha ayudado a hacer crecer las cosechas. Para mi, otras dos figuras que se deben de honrar son Thor y su esposa Sif, por ser dioses asociados a la fertilidad.

Mabon se celebra en la víspera del 22 de septiembre en el hemisferio norte y del 22 marzo en el hemisferio sur y es, para mi, una de las festividades más bonitas que existen y más teniendo en cuenta lo que se celebra en esta festividad.

El equinoccio de Otoño es la terminación de la cosecha iniciada en Lughnasadh,
una vez más el día y la noche son iguales. Se dice que el Dios se está preparando para salir de su cuerpo físico y empezar la gran aventura en lo invisible, hacia la renovación y el
renacimiento. La naturaleza decae, disminuye su generosidad, preparándose para el invierno y su tiempo de descanso. La Diosa cabecea en el sol que se debilita, aunque el fuego arde dentro de su matriz y siente la presencia del Dios incluso mientras Él decae.

Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Mabon es la época en la que el Dios se está preparando para morir en Samhain, y regresar al vientre de la Diosa, para renacer en Yule.

Los árboles se despojan de sus hojas y nos invitan a soltar lo viejo y, con el fin del ciclo, concentrarnos en la vejez y la muerte. Debemos de recordar que para renacer hay que morir.

Ritual de Mabon

Antes de nada, da una caminata por el bosque, jardín o parque y recolecta unas
cuantas hojas secas que te servirán para el ritual de este día, las depositarás en
una canasta y la colocarás en el altar.

Toma la canasta y camina en deosil [1] alrededor del círculo esparciendo las hojas
mientras dices:

Las hojas caen, los días se enfrían
La Diosa tira su manto de tierra, alrededor de ella,
Mientras tú, Oh gran Dios del sol navegas hacia el Oeste,
A las tierras del descanso eterno
Envuelto en la frescura de la noche
Las frutas maduran, las semillas caen,
Las horas del día y la noche están equilibradas.
Vientos fríos soplan desde el Norte gimiente.
En esta aparente extinción del poder de la naturaleza,
Oh bendita Diosa, sé que la vida continúa.
Porque la primera es imposible sin la segunda cosecha, A
Al igual que la vida es imposible sin la muerte.
Bendiciones sobre ti, Oh Dios caído mientras viejas
A las tierras del invierno y a los amorosos brazos de la Diosa.

Regresa al altar y deja la cesta, levanta los brazos y di:

Oh bendita diosa de toda fertilidad,
He sembrado y cosechado los frutos de mis acciones, buenas y malas.
Dame el valor para sembrar semillas de alegría y amor
En el año venidero, desterrando la miseria y el odio.
Enséñame los secretos de la existencia sabia sobre este planeta
¡oh luminosa de la noche!

Siéntate y medita acerca del envejecimiento y la muerte, necesarios para el
renacimiento.

Después de esto, pueden seguir los trabajos mágicos, si se requieren.
Continúa con el banquete (comida y bebida). En esta ocasión al consumir los
alimentos y la bebida dices:

Le doy gracias a los Dioses por esta señal de una cosecha placentera, Así como
disfruto de los frutos de mi trabajo, la cosecha de nuestra vida, que nunca nos
olvidemos de aquellos que no son afortunados.

Después de hacerlo, despide a la Diosa madre, al Dios padre y a los elementos . Tu
ritual ha terminado.

Correspondencias de Mabon

•Inciensos: ciprés, sándalo, pino, enebro.
•Colores: café, verde, anaranjado, rojo, dorado, marrón, amarillo
•Bebidas: Vino.
•Hierbas: Avellano, Maíz, Álamo, Bellotas, Ramitas de roble, Hojas de otoño, conos de Ciprés o conos de pino.
•Comida: recolecciones de la segunda cosecha, granos, frutas y verduras,
especialmente maíz, pan de maíz, etc.
•Tradiciones: recolectar plantas y vainas secas que pueden ser utilizadas en
rituales o para hacer magia con hierbas. También es tradicional de esta época las
muñequitas de maíz, aunque predominan más en Lughnasadh, también pueden ser
usadas en Mabon.

[1] Deosil: En la práctica de la brujería en general, y de la Wicca en particular, deosil es el acto ritual de moverse alrededor de un círculo en el sentido de las agujas del reloj (dextrógiro), de manera que el exterior del círculo quede siempre a nuestra izquierda. El término es una corrupción de la palabra gaélica deiseal, que hace referencia al curso del sol, y es considerado como “la dirección propicia”. Es el movimiento que ha de seguirse para trazar el círculo mágico.

Bibliografía

  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.
  • Autor desconocido. Wicca Celta. Iniciando el Camino.
  • CUNNINGHAM, Scott. Wicca: Una guía para la práctica individual. Editorial, Arkano Books.
  • FARRAR, Janet. La Biblia de las Brujas. Los ocho sabbats de las brujas.
  • FARRAR, Stewart. La Biblia de las BrujasLos ocho sabbats de las brujas.
Publicado en Festividades, Wicca | Deja un comentario

Las calles de Valladolid

Siempre que se quiere, se consigue encontrar una excusa para poder viajar y esta vez tocó recorrer las calles de Valladolid. Por desgracia y por falta de tiempo, no pude visitar ningún museo, pero eso es algo que tengo pendiente para poder contaros la experiencia.

Valladolid es una de las ciudades más bonitas de España que he visitado de momento. Sus calles y algunos edificios, me recuerdan mucho a las calles secretas de Roma. Edificios clásicos y calles estrechas en las que es fácil perderte y complicado encontrar la salida y creo que los que han indagado por Roma me darán la razón en este aspecto.

La verdad que no sé cómo lo hago, pero ciudad que visito, ciudad que se encuentra en fiestas, que ya me ha pasado un par de veces. Gracias a eso puedo decir que el ambiente que se respira entre sus gentes es genial, pero si lo que buscáis es desconectar… mirad bien las fechas en las que vais a hacer el viaje y aseguraos antes de que no hay ninguna festividad, porque si os vais a alojar en el centro, lo de descansar lo vais a tener un poco mal.

Quizás una de las cosas buenas que tiene Valladolid, es que dispones de una gran variedad de hoteles y hostales por el centro, unos más caros y otros más baratos. En este caso, yo me alojé en el hotel Felipe IV, el cual se encuentra al lado del Parque Campo Grande y a diez minutos andando del centro. En la relación precio-calidad del hotel… estaba bastante bien y el precio era acorde a la estancia, pero si queréis gastar poco, os recomiendo cualquier hostal alrededor. Lo mejor de todo es que a 2 minutos teníamos unas veinte casetas de las fiestas para beber y comer a buen precio, a parte de todos los bares que hay en los alrededores. Mi recomendación cerca del hotel, concretamente en frente, era un pub estilo irlandés en el que te podías tomar una buena guiness del tiempo.

Lámpara en el hotel Felipe IV 

Balcones cerca del hotel Felipe IV (I)

Balcones cerca del hotel Felipe IV (II)

El sábado tuve la suerte de poder acudir a un espectáculo de flamenco de Sara Baras, llamado Sombras, en el Teatro Calderón y, tanto su compañía, como ella, fueron espectaculares. Si os gusta el flamenco, os recomiendo verlo porque os dejará sin palabras. Más abajo os dejaré un enlace en el que podréis ver las fechas y los lugares en los que harán el espectáculo.

Otra cosa que me gustó mucho de Valladolid, es la cantidad de actividades que puedes hacer. En los alrededores tienes muchos lugares naturales que poder visitar, como Riberas de Castronuño. También puedes navegar por el Canal de Castilla, lo cual me parece increíble. Si sois amantes del vino, existen rutas de enoturismo que poder visitar, conociendo así las buenas tierras de Castilla y León.

Esquina en frente del Teatro Calderón

Siguiendo con los lugares que visitar, os recomiendo ir a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, perteneciente al siglo XVI y a la Iglesia de Santa María La Antigua, perteneciente al siglo XI, ya que las vistas desde fuera son geniales y por dentro, no se quedan cortas. Tenemos mucha suerte de que aún se conserven -casi intactos- lugares así y todos nosotros debemos de ayudar a su conservación.

¿Por qué la mayoría de fotos son en blanco y negro? Valladolid es una ciudad muy antigua que está repleta de iglesias. Por suerte, la gran mayoría de ellas se encuentran en un buen estado de conservación, pero no dejan de haber sido construidas hace muchos años. Al hacer las fotografías, todas me recordaban a los típicos monumentos, o mausoleos mejor dicho, que te encuentras en un cementerio y me parecía algo genial. A parte y al menos a mi parecer, es como si te trasportaras a la época en que estas fueron construidas, viendo los detalles de la piedra y las vidrieras.

Lateral de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Santa María La Antigua

Vista desde la Iglesia de Santa María La Antigua hacia la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Santa María La Antigua

Iglesia de Santa María La Antigua

Vista hacia la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Vista de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Para finalizar y si queréis tomar algo, os recomiendo un bar que me encantó y que está cerca de la Iglesia de Santa María La Antigua, justo en un lateral. El interior del bar era bien bonito, tipo old school y el suelo de madera, como si fuera una barbería antigua. El bar en concreto se llama “La sombrerería” y si vais por allí, os recomiendo pasaros y además el trato fue bastante bueno.

Interior de la Sombrerería (II)

Interior de la Sombrerería (I)

Seguimos viajando, tachando lugares y conociendo hasta el rincón más recóndito del mundo.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de Valladolid.
  2. Gira de Sara Baras.
  3. Hotel Felipe IV.
Publicado en Viajes | Deja un comentario

El Galdrabók, símbolos y hechizos

El Galdrabók es un grimorio [1] de origen islandés y una de las grandes incógnitas a día de hoy dentro de la Islandia medieval. Se trata de un libro de símbolos islandeses, en el que también veremos hechizos, textos y ocultismo [2].

Este libro de magia, está fechado en torno al año 1600 y se trata de un pequeño manuscrito que contiene 47 citas. Dentro de este, podemos encontrar conjuros de protección, contra la peste, los dolores de cabeza, los problemas durante el embarazo, el insomnio, las pérdidas en el mar… entre otras muchas cosas.

Stephen Flowers, es el autor de la traducción en inglés del Galdrabók e incluyó algunos capítulos explicando el contexto histórico y religioso de la época. Al final de la entrada, os dejaré un enlace para poder leer el libro. Aunque está en inglés, me parece una lectura muy recomendable y estoy seguro de que os gustará.

Flowers divide el contexto histórico en tres partes: Parte pagana, cristiana y por último, lo que él define como “Reformation Age”, la época de la reforma para cristianizar a los paganos. Según nos cuenta Flowers, en el periodo pagano, la Isla de Islanda se convirtió en un refugio para muchos noruegos, así como irlandeses y escoceses, que buscaban salvar su vida ante la persecución que sufrían a manos del rey Harald Hårfagre o Harald I de Noruega, más conocido como Harald Cabellera Hermosa, el cual buscaba unificar Noruega en una monarquía con creencias cristianas.

Los que en su momento se convirtieron en los pobladores de Islandia, establecieron un nuevo orden social, basado en su herencia.

Finalmente, para la época en la que el Galdrabók fue escrito, Islandia había aceptado el cristianismo. Flowers asegura en el contexto histórico del libro, que se trataba más de un formalismo y que los paganos continuaron con muchas de sus prácticas en secreto, pese a la prohibición de algunas de ellas.

¿Podemos decir que los símbolos que aparecen en el Galdrabók son vikingos o fueron utilizados por ellos? Esta pregunta es un poco enrevesada. Algo que tenemos seguro es que los símbolos que aparecen en el manuscrito son islandeses, que no vikingos, pero como dije antes, Islandia se formó con la ayuda de los pobladores noruegos que huyeron, entre otros pueblos. Aunque no tengamos certeza de que estos utilizaron todos los símbolos, sabemos que algunos de ellos sí que fueron usados, como el famoso vegvísir.

Por lo tanto, se puede llegar a afirmar, que este manuscrito y todo lo que él conlleva, tiene herencia vikinga.

[1] Podemos decir que un grimorio es un libro de conocimiento mágico y no tan mágico, muy popular entre la Alta Edad Media y el siglo XVII. Dependiendo de su contexto, podías encontrar desde prácticas de la alquimia o conocimientos de astrología, hasta hechizos e invocaciones.

Un ejemplo de grimorio muy famoso, en este caso de origen ficticio, es el Necronomicón, del escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft (H.P. Lovecraft).

[2] Según la Real Academia Española, ocultismo es un conjunto de conocimientos y prácticas mágicas y misteriosas, con las que se pretende penetrar y dominar los secretos de la naturaleza.

Bibliografía

  • FLOWERS, Stephen. The Galdrabók: An Icelandic Grimoire.
Publicado en Historia, Mitología Nórdica | Deja un comentario

Herrero Albert Tulon

Descripción del artesano

Como herrero, he decidido invertir mi tiempo y esfuerzo en recuperar y aprender las técnicas antiguas de la herrería tradicional. Por eso, estoy estudiando e investigando los conocimientos perdidos de la forja en la Escuela de Herreros Ramón Recuero de Toledo, perfeccionando día a día mi habilidad con el fuego y el hierro rechazando toda maquinaria.

Bajo el amparo y supervisión del maestro artesano Recuero, todas las piezas realizadas pasan por su escrutinio y sello de aprobación, por lo que toda obra que produzco tiene la garantía de estar hecha totalmente a mano, tan solo con la fuerza de la fragua y el martillo, haciendo que cada pieza sea única y tradicional.

Mi línea de investigación y especialización se inclina hacia la recreación y la espadería, inspirándome también en la cultura nórdica antigua.

Algunos productos y precios

-Hacha con runas grabadas: 130€

-Colgantes de runas (a elegir): 6€

-Escudo nórdico con el símbolo de la Horda de World Of Warcraft: 300€

-Medallón Valknut grabado al ácido: 20€

Contacto

Facebook: https://www.facebook.com/AlbertTulonAndreo

Twitter: https://twitter.com/AlbertTulon

Instagram: https://www.instagram.com/albert.tulon/

Página web: https://alberttulonandreo.jimdo.com/

Correo: tulonandreoalbert@gmail.com

WhatsApp: 663 819 635

Publicado en Maestros artesanos | Deja un comentario

Hidromiel VikinBad

Descripción del artesano

El germen de Viking Bad se encuentra en una cocina. De estos primeros ensayos caseros salió nuestra receta original de Hidromiel, y de nuestra confianza en la misma, la audacia para lanzar un Crowdfunding que nos permitiese conseguir la financiación suficiente para hacer realidad nuestro sueño: Producir un hidromiel cercano y amable.

Somos una joven empresa afincada en Ajalvir, un pueblito cercano a Madrid, dedicada a la producción artesana de hidromiel, la mítica bebida de los dioses. En Viking Bad nos hemos puesto como objetivo acercar esta bebida de tan profundas raíces históricas, al público general del siglo XXI.

Algunos productos

¿Qué es el Hidromiel?

“Ampliamente consumido por las primeras civilizaciones en lugares tan dispares como Escandinavia, el Mediterráneo, el valle del Indo o Centroamérica, en la actualidad los historiadores sostienen que el Hidromiel puede ser la primera bebida fermentada de la historia. Este producto increíble, con gran protagonismo en la mitología nórdica, a través de la cual ha pasado a la literatura fantástica moderna, nace de una mezcla aparentemente sencilla, pero muy rica en matices e interpretaciones: la de la miel y el agua.”

Contacto

Página Web: https://www.vikingbad.es/

Twitter: https://twitter.com/VikingBad

Instagram: https://www.instagram.com/viking_bad/

Publicado en Maestros artesanos | Deja un comentario

Los cantos de Helgi I

Cantos heroicos

Los cantos de Helgi

Graznaron las águilas —santas entonces

las aguas bajaban de Himinfjol—

el día en que Bórghild en tiempos de antaño

a Helgi el grande en Brálund parió.

2 A la noche las nornas allá que acudieron,

al príncipe ellas su vida le hicieron:

fama ordenaron que el noble alcanzara,

que fuese el mejor de la estirpe budlunga.

3 Del destino los hilos con fuerza trenzaron

en tanto que en Brálund bastiones caían;

cordones de oro le hilaron ellas,

los fijaron arriba en el lar de la luna.

4 Al oeste y al este escondieron sus puntas,

las tierras de en medio él las tenía;

la hermana de Neri5 en el norte fijó

el cordón que ordenó que jamás se rompiera.

5 Congoja le cupo al nacido de ylfingos

y a aquella que al mundo amorosa lo trajo.

Hambriento un cuervo dijo a otro cuervo

arriba en el árbol: «Cierto lo sé.

6 Con su cota se yergue el hijo de Sígmund,

un día ha cumplido. ¡Ya amaneció!

Mirada él tiene, el amigo de lobos,

de fiero guerrero. ¡Festín nos aguarda!»

7 Excelente señor lo pensaban los nobles,

rica cosecha a su pueblo él daba9;

el rey en persona, batallas dejando,

al príncipe trajo la planta excelsa.

8 Con el nombre de Helgi Hringstádir le dio,

Sólfiol, Snéfiol y Sigarsvéllír,

Hringstádir, Hatun y Himinvángar

y ornado espadón de Sinfiotli al hermano.

9 Entre pechos amigos el olmo creció,

el de alto linaje, a la luz de la dicha;

oro a los hombres magnánimo daba,

su botín de tesoros él repartía.

10 Poco el señor demoró el combate:

quince contaba años el rey

cuando muerte le dio a Húnding el fuerte,

quien mandó largo tiempo en tierras y bravos.

11 Del hijo de Sígmund joyas y anillos

luego exigieron los hijos de Húnding,

reclamáronle al rey las muchas riquezas

que él se llevó y la muerte del padre.

12 Arreglo ninguno el budlungo aceptó

ni les quiso pagar del pariente la muerte;

la ira de Odín aguardábales, dijo,

la furiosa tormenta de grises lanzas.

13 A la junta de espadas guerreros fueron,

al lugar que acordaron en Logafiol;

la paz de Frodi enemigos rompieron,

por la isla se hartaron los perros de Vídrir.

14 Sentóse el príncipe en Aranstéin

después que mató a Alf y Éyiolf,

Hiórvard y Hávard, los hijos de Húnding

con la estirpe acabó del Mímir lancero

15 Fulgores brillaron en Logafiol

fulgores que daban grandes destellos:

(doncellas el bravo vio cabalgaban)

con sus yelmos altas por Himinvángar;

manchadas de sangre sus cotas tenían,

con claros reflejos brillaban sus lanzas.

16 Al alba temprana en el antro del lobo

a las santas sureñas el rey preguntó

si querían ellas unirse esa noche

a los nobles guerreros; restallaban los arcos.

17 Allá en su corcel tras el choque de escudos

la hija de Hogni al príncipe dijo:

« ¡Otras tareas las nuestras son

que beber cerveza con rey dadivoso!

18 Tenme a mí, a su hija, mi padre

al cruel prometida, al hijo de Gránmar,

mas a Hódbrodd yo tan señor atrevido,

oh Helgi, llamé, como el hijo del gato.

19 Llegará él ahora tras noches pocas

si tú no le ofreces la junta de muertos

y al rey generoso la novia robas.»

Helgí dijo:

20 « ¡No temas tú al matador de Isung!

¡Tronarán las armas, si antes no muero! »

21 Por aire y por mar el gran soberano

emisarios mandó que gente reuniesen,

que mucho ofrecieran brillo del río

a los hombres valientes, también a sus hijos:

22 « ¡órdenes dad que a los barcos corran,

que en Brándey preparen pronta salida! »

Multitudes entonces de recios guerreros

al rey le llegaron de Hedinsey.

23 Sin demora ninguna de Stafnsnés

su nave arribó, la adornada con oro.

Helgi a Hiórleif así preguntó:

«¿Sábesla tú nuestra gente atrevida?»

24 Díjole al otro el joven señor

—larga la cuenta de barcos con gente,

los altos de proa, de Tronueyr

que allá se juntaban en Orvasund —:

25 «Doce centenas “ de fieros señores;

mas el doble de hombres en Hatun hay,

tropas del rey. ¡Guerra me espero! »

26 Abajo las tiendas el príncipe echó

a sus bravos mandando que ya despertaran,

que vieran los reyes del alba la luz,

que los nobles señores al mástil izasen

las bandas tejidas en Varínsfiord.

27 Remos crujieron, hierros chirriaron,

sonaron escudos: los vikingos remaban;

con rápido empuje, de héroes repleta,

alejóse de tierra la flota del rey.

28 Así poderoso en las largas quillas

oyóse el batir de la hermana de Kolga,

como rompe bravío en las rocas el mar.

29 Altas las velas quísolas Helgi;

a la brega con olas nadie faltó

cuando allá la terrible, la hija de Égir,

hundir se propuso las yeguas de cuerdas.

30 Mas Sigrun arriba, la firme en la lucha,

por ellos velaba, por hombres y barcos;

del abrazo de Ran las bestias del rey

escaparon briosas en Gnipalund.

31 A la tarde los barcos, los bien adornados,

meciéndose estaban en Unavágar.

Más subidos ellos en Svarinshaug,

desde allí pesarosos contaban las tropas.

32 Preguntó así Gúdmund, el de alta estirpe:

«¿Qué príncipe es ese, señor de su nave,

que ejército tanto aquí desembarca?»

33 Respondióle Sinfiotli —rojo su escudo

alzó hasta la verga, el ceñido con oro;

barquero era él que bien respondía,

que justa respuesta a los príncipes daba—:

34 «A la tarde sabrás, cuando des a los puercos

O estés tras la perra a echarle que coma,

que aquí los ylfingos, de guerra ansiosos,

del este llegaron a Gnipalund.

35 Encuentro con Helgi Hódbrodd tendrá,

con el rey que resuelto encabeza la flota;

a las águilas él a menudo sació

mientras tú en el molino besabas siervas.»

Gúdmund dijo:

36 « ¡Mal sabes, rey, los viejos relatos

si así de señores calumnias cuentas!

Delicias del lobo comiste tú,

tú que a tu hermano muerte le diste;

heridas lamiste con fría tu boca,

repudiado por todos viviste en cuevas»

Sinfiotli dijo:

37 «Bruja tú fuiste en Varinsey,

mujer marrullera y de trampas llena;

no sino a uno, un hombre con cota,

de esposo querías: sólo a Sinfiotli.

38 Malvada tú fuiste ogresa y valkíria,

torva y horrible, en la sala de Álfod;

allá por tu culpa, falsa mujer,

habrán de luchar los einherjar todos.

39 Nueve conmigo lobos tuviste

en el cabo de Saga: ¡De todos fui padre! »

Gúdmund dijo:

40 «Mal se me alcanza que lobo ninguno

engendrases tú, el más viejo de todos:

capáronte a ti ante Gnipalund

las novias de ogros, aquellas de Torsnes.

41 Metido en la fosa, hijastro de Síggeir,

cantos de lobo en el bosque escuchaste;

males sin cuento a ti te acosaron

después que a tu hermano le abriste el pecho.

¡Famoso te hicieron tus sucias acciones! »

Sinfiotli dijo:

42 «Novia de Graní tú fuiste en Brávoll,

con bridas de oro pronta a trotar;

reventada yo a ti te dejé muchas veces

cuesta abajo montándote, flaca, en tu silla.

43 De zafio mozuelo a ti se te vio

la vez que ordeñabas las cabras de Gúllnir

de hija de Imd en otra ocasión

y vestida de andrajo s. ¿Quieres que siga?»

Gúdmund dijo:

44 «Más me apetece en Frekastéin

arrojarte a los cuervos a ti de carroña,

que ir tras la perra a echarle que coma

o dar a los cerdos. ¡Los ogros te lleven! »

Helgi dijo:

45 «Mejor, Sinfiotli., os cuadra a los dos

entrar en combate, alegrar a las águilas,

que estar querellando con vanas palabras,

por mucho que rabia se tengan señores.

46 Aprecio yo poco a los hijos de Gránmar,

mas diga de ellos un rey la verdad:

probado dejaron en Moinsheim

que darle a la espada sí que sabían.»

47 Duro apretaron a Svípud y Svégiod

que mucho corrieran camino de Sólheim;

por húmedos valles, sombrías cuestas,

donde ellos pisaban temblaba la tierra.

48 Afuera a la verja a su rey se toparon,

le dijeron la gente que hostil les llegó.

Hódbrodd allá, con su yelmo cubierto,

observó a sus parientes, tropel a caballo:

«¿Por qué caritristes están los hniflingos?»

49 «Para acá se apresuran veloces barcos,

los ciervos de raca y largas vergas,

numerosos escudos, pulidos remos,

tropa excelente, gozosos ylfingos.

50 Quince tropeles pisan ya tierra,

en las aguas de Sogn siete mil se les suman;

negras se ven ante Gnipalund

las bestias del mar adornadas con oro.

Lo más de su ejército júntase allí:

¡ Ahora la guerra Helgi la quiere! »

Hódbrodd dijo:

51 «A los altos señores corceles corran,

corra Sporvítnir a Sparinsheid,

Mélnir y Mylnir lejos al Myrkvid:

hombre ninguno dejéis de llamar

que sepa empuñar el fulgor de la herida.

52 A Hogni llamad y a os hijos de Hring,

a Atli y a Ingvi y al Alf el viejo

a la gente valiente ansiosa de guerra

¡tendrán los Volsungos cumplida respuesta!

53 Fue tempestad cuando pálidas lanzas

allá se enfrentaron en Frekastéin;

siempre en la brega Helgi el primero

el que a Húnding mató, presente estaba,

pronto al combate, tardo en la huida.

¡Brava del rey la bellota del brío!

54 Descendieron del cielo aquellas con yelmo

—más crujieron las lanzas— que al rey protegían

así dijo Sígrun —las valkirias volaban,

la cebada del cuervo el lobo comía—;

55 «Gozoso, señor, en tus hombres mandes,

oh pariente de Yngvi, y goces tu vida

ahora que al príncipe muerte le diste,

al tardo en la huida que al fiero mató.

56 A ti budlungo, bien corresponden

Rojas anillas y niña hermosa;

Gozoso, budlungo, de ambas disfrutes:

De la hija de Hogni y también de Hringstádir,

Victoria y tierras. ¡La guerra acabó! »

Publicado en Edda Mayor | Deja un comentario

Los enterramientos germanos

Una de las partes más importantes e interesantes dentro de la historia sobre lo germanos, son sus costumbres a la hora de enterrar a los muertos, los rituales que realizaban y demás.

Los germanos despedían a los muertos de dos maneras, por inhumación, es decir, el enterramiento que todos prácticamente conocemos o por incineración. Gracias a la arqueología, poco a poco se ha ido y va descubriendo en qué momento decidían ellos hacer cada enterramiento y medianamente, los rituales que llevaban a cabo. Quizás lo más curioso sea el paso que hicieron las tribus paganas desde la inhumación hasta la incineración o al revés. Ya sabemos que, aunque todas ellas partieran de la misma base, entre unas y otras, podía haber diferencias culturales muy grandes. Con esto, no quiero decir que, al pasar de una a otra, desapareciera completamente la otra práctica. Simplemente, por el momento en el que estaban o por cualquier otra causa externa, se hacía una práctica más que la otra.

Quizás la imagen más importante que conocemos sobre los escandinavos de la época vikinga sean los enterramientos en el suelo, representando cascos de barcos con piedras y demás.

El enfrenamiento entre la inhumación y la incineración es posible que se tratara de preferencias familiares y de clases o de clanes, pudiéndose así extender a otros clanes con el paso del tiempo. También podía deberse a si en ese momento disponían de materiales como la madera, puesto que la incineración suponía un gasto de leña muy grande y los túmulos suponían un gasto de muchas personas, por lo tanto, solo se solían hacer cuando el difunto o los familiares disponían de trabajadores a su cargo. Estos casos eran muy excepcionales, puesto que la mayor parte de los muertos, descansaban en una sencilla tumba en el suelo e incluso, en pequeñas casetas de madera o muros bajos de piedra que simularían el aspecto de una casa.

Es muy complicado saber a ciencia cierta, el tipo de enterramiento que más se utilizaba, puesto que como sabemos, muchas familias o clanes, solían unirse para defenderse de otros clanes, aumentar su número de miembros, saquear lugares, entre otras cosas y cada familia podía tener su propia manera de enterrar a sus caídos.

Las tumbas de barco.

Hoy en día tenemos testimonio de alrededor 1.500 enterramientos de este tipo, organizados entre los siglos VI y X, sobre todo en Suecia, Dinamarca y Noruega. El concepto de << tumbas de barco>> es muy amplio y recoge distintas variantes, pero en general todas consisten en un enterramiento, ya sea por inhumación, incineración e incluso sin el cadáver presente, en el que hay un barco real o figurado.

Aunque contamos con varios testimonios literarios sobre esta peculiar forma de dar sepultura, quizás el más importante sea el del árabe Ibn Fadlan, en el año 921 o 922.

Podemos decir que el barco simboliza o representa un viaje al otro mundo, puesto que el fallecido pasa del mundo terrenal al mundo espiritual digamos. Según los testimonios de los vikingos, recogidos por Ibd Fadlan, estos decían que al quemar al difunto en su barco, este iría más rápido a lo que Ibd Fadlan describió como el paraíso.

Ya en los grabados rupestres escandinavos de la Edad del Bronce, el barco estaba asociado a la fertilidad y a la muerte al mismo tiempo. Según cuentan las leyendas, la llegada del Ragnarök traerá consigo un enorme navío construido con las uñas de los muertos y, en él, vendrán los enemigos de los dioses.

¿Cómo se viajaba al otro mundo?

Las sagas y los poemas antiguos relatan cómo el héroe llega cabalgando al Valhalla y que a los mundos funerarios se llegaba a pie, caballo o en carro. Para comprender esto, tenemos que tener en cuenta que los germanos y otras culturas paganas, representaban sus mundos místicos a imagen y semejanza de lo que conocían en la vida diaria. Por ejemplo, los noruegos lo veían todo como si fuera la Noruega misma, con montañas, fiordos y granjas separadas unas de otras.

El barco de Oseberg.

Quizás uno de los enterramientos más importantes descubiertos sea el Barco de Oseberg. En este lugar del sur de Noruega, se enterró a la que seguramente sea la reina y al mismo tiempo gran sacerdotisa de la diosa Freya. Alrededor del año 825, los habitantes de Vestfold, enterraron a su reina en el interior de una cámara mortuoria de madera sobre la cubierta de un barco con remos y vela. En otras partes del barco, se enterraron animales sacrificados para acompañar a la reina: doce caballos, todos decapitados, dos bueyes y cuatro perros. Lo curioso es que había dos cadáveres, no uno. Los arqueólogos encontraron una mujer anciana y una joven y por desgracia, desconocemos qué cuerpo pertenece a la gran sacerdotisa.

Además, el barco contenía una enorme cantidad de objetos de importancia ritual como un carro, cabezas de animales seguramente utilizadas en procesiones, objetos ceremoniales, entre otras cosas.

Cuando el barco estuvo lleno, se cubrió con una enorme cantidad de piedras que lo aplastaron todo, seguramente por la misma razón que llevaba a destruir objetos preciosos y armas antes de ofrecerlos en sacrificio, pero también, según la arqueóloga noruega Anne Stine Ingstad, para que la gran reina, no abandonara nunca a su pueblo ni siquiera después de muerta, garantizando su reinado de buenos tiempos. Como el enterramiento de Oseberg, existen algunos más ricos y otros más pobres. Por desgracia, algunos hasta fueron descubiertos sin la persona que debía de ir enterrada, como uno de los enterramientos descubiertos en Sutton Hoo, en Reino Unido.

 Los acompañantes de los muertos.

En los textos sagrados, la esposa de Balder, Nanna, acompañaba a este en su enterramiento. Otra mujer acompañó a la reina enterrada en Oseberg. El rey sepultado en el barco de Sutton Hoo iba acompañado de varios hombres, muertos de forma violenta y enterrados en pequeñas tumbas alrededor del gran túmulo… y así con muchos enterramientos más.

Hoy en día, tenemos suficientes testimonios arqueológicos para demostrar que prácticamente todos los germanos, practicaron durante siglos el sacrificio funerario, es decir, cuando moría una persona de especial rango, normalmente un hombre, aunque también podía ser una mujer, se ejecutaba un esclavo o esclava, a un compañero o a la esposa y se sepultaban juntos. Como vimos antes, gracias al Barco de Oseberg, los seres humanos no eran los únicos acompañantes. Según su categoría social, el difunto iba a la tumba con un ajuar que incluía animales. Los más codiciados eran los caballos. En función del número de caballos o de animales, se veía si el difunto era una persona de importancia y riqueza. El sacrificio de estos animales, probablemente se trataba también de un sacrificio a los dioses, uniendo así el poder terrenal del muerto y su familia con sus divinidades protectoras.

Cómo era un funeral.

De nuevo, vamos a echar mano de Ibn Fadlan para reconstruir un funeral.

La película “El guerrero número 13“, dirigida por John McTiernan, relata muy bien cómo era el funeral de un gran jefe vikingo, por si os interesa verla.

Según Ibn Fadlan, el muerto no era enterrado inmediatamente, sino que se esperaba unos días, concretamente diez, según él, durante los cuales el cadáver se conservaba en una caseta de madera. El motivo por el que se esperaba para enterrar o incinerar al difunto, seguramente fuera para celebrar las distintas ceremonias y, a su vez, dar tiempo a la llegada de los parientes del difunto.

Además de lavar y peinar el cadáver, cerrarle los ojos y taparle los agujeros de la nariz, se le cortaban las uñas. Según Snorri, esto se debe a que el barco de Loki, llamado Naglfar, acudirá en el Ragnarök con un ejército para acabar con los dioses. Este barco es el que anteriormente dijimos, que estaba construido con las uñas no cortadas de los muertos.

En el intervalo de esos diez días, se reunían las posesiones del difunto, las cuales iriían enterradas con él en el barco y se hacían los rituales sociales y religiosos necesarios. Por desgracia, de estos rituales, disponemos de poca información debido al esfuerzo del cristianismo por eliminar todas las costumbres paganas.

Entierro familiar.

En el caso de que el muerto no fuera una persona de gran importancia, el funeral era parecido, aunque más simple. Se esperaría también unos días, durante los cuales se realizaban las distintas ceremonias y ritos necesarios y se elegirían los ropajes con los que vestir el cadáver  los objetos que le acompañarían durante su viaje. Si pertenecía a la clase de los guerreros, se le enterraba con armas y en el caso de ser niños o mujeres, eran simples miniaturas.

Finalmente, se celebraba un festín funerario en el que los familiares compartían los alimentos que su riqueza pudiera permitir y se purificaba la tumba. A los pies, en torno a su cabeza y sobre el cuerpo, se situaban los objetos y quizá animales, que compartirían la tumba con él. Se colocaban también restos del festín como alguna vasija y un trozo de carne y se cerraba la tumba, marcándola de alguna forma. Durante un tiempo, los familiares seguían acudiendo a la fosa para realizar nuevas ceremonias que seguramente incluirían algún alimento y derramar la bebida sobre la tumba.

Bibliografía

  • COHAT, Yves. Los vikingos, reyes de los mares.
  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.
Publicado en Celtas, Historia, Sociedad vikinga, Vikingos | Deja un comentario