Las matronae, divinidades femeninas

De los primeros siglos de la llamada época de migraciones germánicas, se conservan más de un millar de piedras y altares votivos – que son ofrecidos por voto – erigidos por germanos integrados en los ejércitos romanos, aunque también por comerciantes y sus familiares. Estas piedras con grabados e inscripciones, las podemos encontrar sobretodo en la región del Bajo Rin, pero también en Inglaterra, Italia, Francia e incluso, España.

Por desgracia, no conservamos nada o casi nada de las regiones no romanizadas, pero estas piedras tienen un interés muy particular, puesto que muestran muchísimos rasgos comunes, lo que nos indica que no son figuras o cultos aislados. Todas pertenecen a época pagana y muchas se agrupan en lo que probablemente fueran templos o lugares de culto

El culto de las Matronae, era de origen germánico, pero también celta, y en algunos casos, hasta compartían los mismos nombres ciertas divinidades, apuntando así a poblaciones germano-celtas.

A continuación veremos las divinidades más habituales:

“Ambiamarcae, Ambioreneses, Abirenae, Afliae, Ahinehiae, Ahueccaniae, Alaferhviae,
Alagabiae, Alaterviae, Álbiahenae, Albiahenae, Almaviahenae, Álusneihae,
Amfratninae, Andrusteihiae, Anñaneptiae, Arvagastiae, Asericinehae, Atufrafinehae,
Audrionehae, Aufaniae, Aumenahenae, Austriabenae, Aviaitinehae, Axsinginehae,
Berguiahenae, Berguinehae> Chandrumanehae, Chichenae, Ethrdhenae, Eutbungae,
Fachineihae, Fernovinae, Frisavae, Gabiae, Gantunae, Gavadiae, Gavasiae, Gesahenae,
Gratichae, Guinehae, Hamavehae, Havae, Hiheraiae, Idisi**, Ifles, Ineae, Iulineihiae, Kannanefates, Lanehiae, Leudinae, Lubicae, Mahalinehae, Marsacae,
Masanae, Matres germanae, Mediotautehae, Naitienae, Nervinae, Ratheihiae, Renahenae,
Rumanebae, Saitchamiae, Seccanehae, Sebae, Suleviae, Teniavehae, Textumeihae,
Travalaeha, Tummaestiae, Turstuahenae, Udmvarinebae, Ulauhinehae,
Vacallinehae, Vagdavercmtis, Vapthiae, Vatviae, Vesuniahenae, Veteranebae.”

Todas estas se tratan de denominaciones colectivas, pero también encontramos piedras dedicadas directamente a ciertas diosa:

“Alaisiagae, Alateivia, Arvolecia, Aueha, Baduhenna, Baudihillia, Beda, Burorina,
Eostra/Ostara, Fimmilena, Friagabis, Gamaleda, Garmangabts, Haeva, Hariasa,
Harimella, Hellivesa, Hludana, Hurstaerga, Meduna, Menmanhia, Nehalennia,
Nerthus, Ricagámbeda, Sibulca, Sulevia, Sunucsal, Vercana.”

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celtas, Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s