La festividad de Samhain

Samhain es una de las festividades paganas más importantes, celebrada la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre. Con origen celta, etimológicamente se traduce como ‘fin del verano’ y supone la celebración de dos hechos: el gran culto y devoción por los difuntos y el fin de la temporada de cosechas, algo muy importante para ellos. Cabe mencionar que también es importante esta festividad porque coincide con el Año Nuevo Celta y da paso a la estación más oscura y al frío del invierno.

Como era de costumbre, al final de la celebración, se producía un banquete en el que había carne y bebida en abundancia, para variar. La noche se iluminaba con enormes hogueras y el druida auguraba un buen año para todos. Debemos de tener en cuenta la importancia del fuego en las sociedades paganas, como un agente purificador del alma.

Samhain Wiccano.

En este momento, el Dios se prepara para renacer de la diosa en Yule. Samhain se considera como el momento del año para liberarse de las debilidades y se debe llevar un pedazo pequeño de papel sobre el cual escribir las debilidades o los malos hábitos que te gustaría perder para lanzarlos al fuego y que estos desaparezcan.

Samhain es tiempo de reflexión, de mirar hacia atrás, de adaptarse y por último y quizás lo más importante, de honrar a los difuntos.  Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Samhain es un momento mágico en el que los mundos se tocan. Es hora de recordar a los ancestros y rendir tributo a los antepasados. Representa el ritual de la última cosecha, la recolección de hortalizas y tubérculos.

Ritual de Samhain.

Antes de empezar el ritual, medita acerca de la muerte, piensa en los amigos y familiares que han partido, recuerda que la muerte es sólo un paso para iniciar un
nuevo ciclo.

Prende fuego dentro del caldero, ya que el Dios muere y regresa al vientre de la Diosa, siendo el caldero una representación del vientre de la Diosa y el fuego, una representación del Dios. Deberás quemar los papeles previamente escritos de todo aquello que quieras dejar atrás. También se prenderá una vela en honor de los espíritus que nos visitan esta noche.

Párate frente al altar y levanta la varita y di:

En esta noche de Samhain señalo tu paso amado Dios del Sol
Hacia las tierras del eterno verano, aguardando tu regreso,
También señalo el paso de los que se han ido y se irán después
Oh bendita y amada Diosa eterna, tu que das nacimiento a los caídos
Guía mis pasos en la oscuridad, protégeme y ayúdame a comprender
Tus misterios, enséñame que así como de la oscuridad nace la luz
El ciclo renace eterno y por siempre.

Enciende el fuego del caldero. Siéntate frente a él y toma el papel en donde escribiste todo
aquello de lo que deseas liberarte, léelo en voz alta, mira fijamente las llamas y di:

Sabia de la Luna menguante, Diosa de la noche estrellada.
Creo este fuego dentro de tu caldero. Para transformar lo que me está
atormentando. Que las energías sean revertidas ¡De oscuridad, luz!, ¡De mal, bien!
¡De muerte a nacimiento!

Si encendiste fuego en el caldero, deja caer el papel en él y si estás usando una vela,
sostén el papel en la llama de la vela hasta que se queme. Al quemarse, el mal
disminuye, desaparece al ser consumido por los fuegos universales.

Da las Gracias a la Diosa. Las cenizas es recomendable que las entierres, incluso al día siguiente, ya que será necesario que el caldero se enfríe para poder agarrarlo.

A continuación, decimos:

“Yo consagro este fuego, para que de luz a los espíritus que nos visitan esta
noche”

Pon dentro de la calabaza una vela encendida mientras dices:

“Con esta vela y con su luz, yo les doy la bienvenida espíritus en esta noche
de Samhain”

Después del ritual, coloca la calabaza con la vela cerca de una ventana y déjala arder toda la noche hasta que se consuma.

A continuación en el banquete, di:

“Ofrezco esta comida en honor a mis ancestros. Su memoria perdura, y sus
enseñanzas viven en mí. Benditos fueron en su existencia y benditos son en las
Tierras de Eterno Verano.”

Procura dejar parte de la comida para las almas de los muertos. Después de esto,
agradece a la Diosa madre, al Dios padre y a los elementos por su presencia. Tu ritual ha terminado.

Correspondencias de Samhain.

•Incienso: mirra.
•Colores: negro, anaranjado, blanco, dorado y plateado.
•Bebidas: vinos y sidras calentadas con especias.
•Hierbas y plantas: crisantemo, ajenjo, manzanas, peras, avellano, cardo,
granadas, todos los granos cosechados, todas las frutas cosechadas, todas las
nueces cosechados, calabaza, maíz.

Bibliografía

  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.
  • Autor desconocido. Wicca Celta. Iniciando el Camino.
  • CUNNINGHAM, Scott. Wicca: Una guía para la práctica individual. Editorial, Arkano Books.
  • FARRAR, Janet. La Biblia de las Brujas. Los ocho sabbats de las brujas.
  • FARRAR, Stewart. La Biblia de las BrujasLos ocho sabbats de las brujas.

 

Esta entrada fue publicada en Celtas, Festividades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.