Hombres vanir

Ilustración de Njörd.

Los dioses Vanir, son los relacionados con la Naturaleza, las cosechas o la fertilidad. Por desgracia, no son tan conocidos como la otra clase de dioses denominados Aesir, pero eso no quiere decir que no sean importantes. Los Vanir, tienen una importancia muy grande, puesto que son los dioses destinados a la misma Naturaleza.

Como bien dije en el apartado de los Aesir, los Vanir estaban enfrentados a estos, pero fue una enemistad muy duradera que se logró solucionar a base de un “intercambio” de dioses, que culminó con la unificación de dos familias de dioses en una sola.

(Copiado de la entrada Aesir) – Gracias a las Eddas podemos saber de esta unificación. En la Edda Völuspá, la cual es relatada por una völva (sacerdotisa), se relata que la diosa Vanir Gullveig, fue atravesada con lanzas y después quemada tres veces en uno de los salones de Odín, pero esta renació en las tres ocasiones. Gullveig al renacer del fuego, fue llamada Heiðr , que se traduce como “La Brillante”.

En ese momento, los Vanir demandaron a los Aesir algo por la tortura de Gullveig, ya que estos querían tener los mismos privilegios que los Aesir. Tras una reunión en la que se decidía si debían pagar por la tortura a la diosa Vanir o dar privilegios a estos, los Aesir se negaron a todo y rompieron las conversaciones, por lo comenzó una guerra entre las dos “familias”.

Después de mucho tiempo en guerra, los dos bandos decidieron dejar de luchar y acordaron una especie de intercambio para afianzar las relaciones. Los Vanir enviaron a Njörðr (dios de la tierra fértil y la costa marina) a Asgard, llevándose consigo a su hijo Frey (señor de la vegetación), a cambio de Hœnir (más adelante sería nombrado jefe), el cual fue llevado a Vanaheim (mundo de los Vanir)., junto a Mimir, su consejero.

En Asgard, Odín nombró a Njörðr y a su hijo Frey sacerdotes de sacrificios y se volvieron dioses de Asgard.

De esta forma, se formó una especie de alianza entre dioses, dando por terminada la guerra. – (Copiado de la entrada Aesir)

El dios principal de los Vanes es Njörd. Es el dios de la abundancia, del viento y del mar. Njörd se casó con su hermana Nerthus, pero se separó bajo la presión de los dioses Aesir, que encontraban esa actitud intolerable. Su segunda mujer fue la gigante del mar Skaði.

Los dioses más importantes son los siguientes:

1. Frey. El dios Frey, aunque es considerado uno de los dioses Aesir, pertenecía primeramente a la familia de los Vanir. Era el hijo de Njörd y Nerthus, y vivía en Vanaheim.

Entre las naciones nórdicas, era costumbre conceder un regalo valioso a los niños cuando les salía el primer diente, por tanto, los Ases le entregaron a Frey, el reino de Alfheim (hogar de los elfos de la luz). Frey también recibió una espada, símbolo de los rayos del sol, que tenía el poder de vencer en la lucha por su propia voluntad tan pronto como fuera desenvainada. Con este arma, Frey luchaba contra los gigantes de hielo, los grandes enemigos de los dioses.

Como ya sabemos, uno de los animales más sagrados dentro de la mitología nórdica es una especie de jabalí. Los enanos de Svartalfheim le regalaron a Frey el Gullinburst, el jabalí de las cerdas de oro, una personificación del Sol. Según cuenta la leyenda, las resplandecientes cuerdas del animal, se consideraban o representaciones de los rayos solares, o del grano que se reflejaba sobre los campos de cosecha en Midgard. Se dice que el jabalí fue el primero en enseñar el arte del arado.

Para no cambiar de tema con los animales, Frey era el dueño del caballo Blodughofi, el cual era capaz de cabalgar a través del fuego y el agua a sus órdenes y a parte, posía el barco Skidbladnir, una personificación de las nubes, la cual navegaba por tierra y mar siempre con vientos favorables. Quizás lo más curioso, es que esta embarcación era tan elástica, que la podía empequeñecer o engrandecer, pudiendo así guardarla en su bolsillo o navegar junto a todo un ejército.

2. Hoenir. Principalmente, el dios Hoenir pertenecía a la familia de los Aesir, pero fue enviado a Vanaheim como dijimos antes. Por desgracia, disponemos de muy poca información sobre este dios, aunque aparece en varios acontecimientos importantes dentro de la mitología nórdica, como en el Ragnarök.

Uno de los hechos más importantes en los que este aparece, según el poema Völuspá, es en la creación del primer hombre y la primera mujer, Ask y Embla. Se dice que Hoenir fue el encargado de otorgarles los sentidos a estos primeros nombres. Es por esta razón, por la que se cree que Hoenir, puede ser uno de los nombres por los que se conoce al dios Vili, hermano de Ve y de Odín.

3. Kvasir. La historia de Kvasir es, quizás, de las más interesantes que nos podemos encontrar. En el momento en el que decidieron terminar la guerra entre Aesir y Vanir, para sellar la paz, todos los dioses escupieron sobre un caldero, y de su saliva se creó el que es considerado el dios más sabio de todos, Kvasir. Este decidió recorrer todo el mundo respondiendo a las preguntas de los que cruzaban su camino, puesto que era tan sabio que podía responder todas.

Fjalar y Galar, dos enanos, invitaron a Kvasir a un banquete en su cueva y finalmente le asesinaron. Llenaron un caldero llamado Ódrörir y dos cántaros, Són y Bodn, con su sangre, la mezclaron con miel y la guardaron. Después de un tiempo, el brebaje del caldero fermentó y se convirtió en hidromiel, una bebida que otorgaba sabiduría a todo aquel que la bebía.

4. Lytir. Podemos considerar a Lytir como un dios adivino, adorado por las völvas (sacerdotisas) que le rinden culto. De nuevo y por desgracia, tenemos muy pocas referencias sobre este dios.

Esta entrada fue publicada en Mitología Nórdica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.