Las calles de Valladolid

Siempre que se quiere, se consigue encontrar una excusa para poder viajar y esta vez tocó recorrer las calles de Valladolid. Por desgracia y por falta de tiempo, no pude visitar ningún museo, pero eso es algo que tengo pendiente para poder contaros la experiencia.

Valladolid es una de las ciudades más bonitas de España que he visitado de momento. Sus calles y algunos edificios, me recuerdan mucho a las calles secretas de Roma. Edificios clásicos y calles estrechas en las que es fácil perderte y complicado encontrar la salida y creo que los que han indagado por Roma me darán la razón en este aspecto.

La verdad que no sé cómo lo hago, pero ciudad que visito, ciudad que se encuentra en fiestas, que ya me ha pasado un par de veces. Gracias a eso puedo decir que el ambiente que se respira entre sus gentes es genial, pero si lo que buscáis es desconectar… mirad bien las fechas en las que vais a hacer el viaje y aseguraos antes de que no hay ninguna festividad, porque si os vais a alojar en el centro, lo de descansar lo vais a tener un poco mal.

Quizás una de las cosas buenas que tiene Valladolid, es que dispones de una gran variedad de hoteles y hostales por el centro, unos más caros y otros más baratos. En este caso, yo me alojé en el hotel Felipe IV, el cual se encuentra al lado del Parque Campo Grande y a diez minutos andando del centro. En la relación precio-calidad del hotel… estaba bastante bien y el precio era acorde a la estancia, pero si queréis gastar poco, os recomiendo cualquier hostal alrededor. Lo mejor de todo es que a 2 minutos teníamos unas veinte casetas de las fiestas para beber y comer a buen precio, a parte de todos los bares que hay en los alrededores. Mi recomendación cerca del hotel, concretamente en frente, era un pub estilo irlandés en el que te podías tomar una buena guiness del tiempo.

Lámpara en el hotel Felipe IV 

Balcones cerca del hotel Felipe IV (I)

Balcones cerca del hotel Felipe IV (II)

El sábado tuve la suerte de poder acudir a un espectáculo de flamenco de Sara Baras, llamado Sombras, en el Teatro Calderón y, tanto su compañía, como ella, fueron espectaculares. Si os gusta el flamenco, os recomiendo verlo porque os dejará sin palabras. Más abajo os dejaré un enlace en el que podréis ver las fechas y los lugares en los que harán el espectáculo.

Otra cosa que me gustó mucho de Valladolid, es la cantidad de actividades que puedes hacer. En los alrededores tienes muchos lugares naturales que poder visitar, como Riberas de Castronuño. También puedes navegar por el Canal de Castilla, lo cual me parece increíble. Si sois amantes del vino, existen rutas de enoturismo que poder visitar, conociendo así las buenas tierras de Castilla y León.

Esquina en frente del Teatro Calderón

Siguiendo con los lugares que visitar, os recomiendo ir a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, perteneciente al siglo XVI y a la Iglesia de Santa María La Antigua, perteneciente al siglo XI, ya que las vistas desde fuera son geniales y por dentro, no se quedan cortas. Tenemos mucha suerte de que aún se conserven -casi intactos- lugares así y todos nosotros debemos de ayudar a su conservación.

¿Por qué la mayoría de fotos son en blanco y negro? Valladolid es una ciudad muy antigua que está repleta de iglesias. Por suerte, la gran mayoría de ellas se encuentran en un buen estado de conservación, pero no dejan de haber sido construidas hace muchos años. Al hacer las fotografías, todas me recordaban a los típicos monumentos, o mausoleos mejor dicho, que te encuentras en un cementerio y me parecía algo genial. A parte y al menos a mi parecer, es como si te trasportaras a la época en que estas fueron construidas, viendo los detalles de la piedra y las vidrieras.

Lateral de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Santa María La Antigua

Vista desde la Iglesia de Santa María La Antigua hacia la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Santa María La Antigua

Iglesia de Santa María La Antigua

Vista hacia la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Vista de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Para finalizar y si queréis tomar algo, os recomiendo un bar que me encantó y que está cerca de la Iglesia de Santa María La Antigua, justo en un lateral. El interior del bar era bien bonito, tipo old school y el suelo de madera, como si fuera una barbería antigua. El bar en concreto se llama “La sombrerería” y si vais por allí, os recomiendo pasaros y además el trato fue bastante bueno.

Interior de la Sombrerería (II)

Interior de la Sombrerería (I)

Seguimos viajando, tachando lugares y conociendo hasta el rincón más recóndito del mundo.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de Valladolid.
  2. Gira de Sara Baras.
  3. Hotel Felipe IV.
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.