Entre Málaga, Córdoba y Granada

Hace poco, tuve la suerte de poder visitar tres provincias de Andalucía: Málaga, Córdoba y Granada.

Los preparativos de este viaje fueron un poco improvisados, lo único que teníamos claro es dónde íbamos a dormir. Si realmente queréis desconectar de todo y ver naturaleza, no os quedéis a dormir en el centro de las ciudades, id a los alrededores, a los pueblos. Sin duda es de lo mejor de los viajes, el quedarte en un pueblo conociendo su historia, su gente y sus tradiciones. Si no queréis gastar mucho dinero, mi recomendación es que busquéis hostales baratos o alojamientos en casas. Yo elegí una casa con la página Airbnb, una plataforma en la que tienes a tu disponibilidad apartamentos y habitaciones a distintos precios y así poder comer y beber sin gastar lo que gastarías cada día en un bar.

Concretamente, me alojé en una casa en Rute, un pueblo de Córdoba. Aunque lo pilláramos en fiestas, era muy tranquilo y no tuvimos molestias en ningún momento. Lo bueno de este pueblo es que está medianamente cerca tanto de Granada como de Málaga, por lo tanto pudimos ver todo sin problema.

  • Córdoba: Si vais con tiempo de sobra y no queréis ver únicamente los monumentos importantes de cada lugar, seguro que cerca de donde os alojáis tenéis muchos sitios que visitar y si preguntáis a cualquier habitante del pueblo, os lo dirá. Sabéis que soy un gran defensor de los pueblos… cerca de Rute, encontré un pueblo llamado Iznájar, famoso por sus patios típicos andaluces. De lejos, el pueblo es precioso y una vez dentro sientes la magia de su historia. Desde lo más alto, puedes disfrutar de unas vistas increíbles al que es considerado el pantano más grande de toda Andalucía, gracias al principal afluente del río Guadalquivir, el Genil.

Una vez en Córdoba ciudad, pude ver la Mezquita. Si os gusta la Historia del Arte, es uno de los mejores lugares que podéis visitar. En este caso, yo no entré porque no disponíamos de tanto tiempo y es algo que tengo pendiente, pero ya solo por ver el patio me conformo, puesto que era precioso. Algo que me enamoró mucho, fueron los alrededores del recinto. Las calles y su magia eran increíbles y más las puertas que daban acceso a dicho recinto. Artísticamente, ninguno de estos edificios tiene desperdicio.

¿A quién no le gusta tomarse algo en una terraza mientras ve un monumento histórico y disfruta de la vida? Es de las mejores cosas que hay y mi recomendación si queréis descansar de tanta caminata, es que lo hagáis. Alrededor del complejo tenéis infinitud de bares baratos con tapas y buena cerveza… no todo iba a ser Historia.

Como os dije antes, yo no llegué a entrar, únicamente visité las zonas que eran gratuitas. Si queréis información sobre precios, horarios y demás, os dejo el link de la página web en la parte de abajo.

Tened en cuenta que la ciudad de Córdoba históricamente no termina ahí, puesto que por todas partes tenéis edificios históricos por los que poder pasear y visitar. Si disponéis del tiempo suficiente, disfrutad todo lo que podáis de cada rincón.

  • Granada: En Granada te podrías pasar un día entero viendo los alrededores de la Alhambra, puesto que es bastante grande. Si vais en coche, os recomiendo aparcar en el parking que ponen a nuestra disposición, porque en los alrededores es prácticamente imposible y económicamente te sale rentable.

Antes de visitar nada por vuestra cuenta, deberías ir a la oficina de información y coger una guía, porque os aseguro que es muy fácil perderse. A parte de que hay muchas cosas que ver y así partís de un lugar y podéis ver todo tranquilamente.

Lo primero que os recomiendo ver es la Cuesta del Rey Chico, la cual, es un poco jodida pero entretenida, porque al principio veréis una pequeña cascada preciosa y por un lateral pasa un río. Una de las cosas más bonitas para mi, son esos paisajes en los que el agua pasa a través de rocas y está rodeado todo de verde… por suerte aquí encontré uno de esos lugares.

Final de la Cuesta del Rey Chico

En la Alhambra me pasó lo mismo que en Córdoba. Yo no visité ninguno de los lugares en los que se necesitaba entrada, únicamente fui a lo gratuito. Lo bueno es que esta tiene muchos más lugares gratuitos que la Mezquita y todos valen la pena. Os dejaré abajo la página web con los horarios y los precios de las entradas.

Si queréis descansar de la visita, antes de entrar en la Cuesta del Rey Chico tenéis un bar para poder descansar mientras veis las maravillas de la Alhambra.

  • Málaga: Este es uno de los viajes que más ganas tenía que hacer, puesto que la última vez que fui a Málaga, no pude hacer el Caminito del Rey por las condiciones meteorológicas. Por diversos motivos, no tenía entrada esta segunda vez. Aunque nos la reservaran cuando lo cancelaron, justo me tenía que ir el día anterior, así que lo que hice fue madrugar muchísimo e ir para allá a las seis de la mañana, puesto que el Caminito del Rey, algunas veces da entrada a las primeras cincuenta personas. Es muy complicado conseguir entrada para hacerlo, puesto que está todo prácticamente reservado, así que mi recomendación es que os informéis y llaméis, por si el día que decidís ir, venden x número de entradas a las primeras personas. Gracias a eso, pude entrar. El precio de la entrada fueron diez euros por persona.

No os confiéis en que sois los únicos que sabéis esto, porque cuando yo llegué, ya había unas treinta personas esperando y aún faltaban unas dos horas para que abriera.

Quizás lo más incómodo de esta experiencia, es el casco que te ponen por tu seguridad, aunque si te cae un pedrusco de poco te va a servir, pero bueno. La verdad que es un lugar precioso y algo que os recomiendo hacer a todos. Al finalizar el camino, ponen a tu disposición autobuses que pagas en el momento y que te llevan al comienzo, donde podrás disfrutar de una buena cerveza en el bar de allí. Sí, aquí siempre se disfruta con una buena cerveza y una tapa.

Lo más espectacular de todo esto, es el puente colgante que hay que pasar. Con el viento y con tu propio peso al caminar, hace que se tambalee y es entretenido. Si tenéis miedo a las alturas, no lo hagáis.

Para terminar este primer artículo sobre mis viajes, he de decir que si en algún momento veis a un turista, sea de donde sea, haciendo algo que dañe el patrimonio cultural de tu ciudad, no os calléis y decidle algo. Debemos de defender la naturaleza, la historia y apoyar los pueblos como podamos, porque nadie lo hará por nosotros.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de Iznájar.
  2. Airbnb, alojamientos y habitaciones a buen precio.
  3. Página web de la Mezquita de Córdoba.
  4. Página web de la Alhambra de Granada.
  5. Página web del Caminito del Rey.
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.