Simbología celta (III)

En esta tercera entrada me gustaría destacar estos símbolos: Awen y claddagh.

1. Awen es un símbolo que se ha ido dando a conocer poco a poco. Lo más importante y que muchos confunden, es que este no es un símbolo ancestral de los celtas, es mucho más posterior y nació en Gran Bretaña. Podemos decir que se remonta a lo  que algunos llaman “neopaganismo” o, en este caso, “neodruismo”. Esto no quita que pueda ser un símbolo muy poderoso y que no deba estar dentro de esta entrada. Como muchos nuevos símbolos de poder, tiene varias interpretaciones, aunque todas tienen puntos en común.

Awen está compuesto por tres pequeños círculos de los que caen tres rayos, todo ello dentro de un círculo mayor que los rodea, simbolizando la energía y la unión entre el hombre y la mujer, representándose al hombre en un extremo y la mujer en otro. Es considerado como el símbolo de la inspiración y la iluminación divina, de ahí que muchos artistas galeses hablasen de Awen como algo que se debía buscar o que pocos poetas tenían ya de por sí.

2. Claddagh es un símbolo del cual muchas joyerías se han beneficiado por suerte o por desgracia. Este símbolo se compone de tres partes y cada cual tiene su significado propio.

Las dos manos de los extremos sostienen un corazón que está debajo de una corona simbolizando así la amistad por parte de las manos, el amor por el corazón y la lealtad o fidelidad con la corona. ¿Por qué digo que muchas joyerías se han beneficiado de este símbolo? En resumidas cuentas su significado tiene que ver con el amor, por lo tanto se han hecho anillos, colgantes y demás, para simbolizar o afianzar una pareja o una amistad. Según se cuenta, los anillos con este símbolo lo portaban los enamorados celtas como signo de su amor eterno y fidelidad entre los dos.

Bibliografía.

  • Autor desconocido. Wicca Celta. Iniciando el Camino.
  • CUNNINGHAM, Scott. Wicca: Una guía para la práctica individual. Editorial, Arkano Books.
  • BERRESFORD ELLIS, Peter. Druidas. El espíritu del mundo celta.
Esta entrada fue publicada en Celtas, Mitología Celta. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.