Fjölsvinnsmál (Los dichos de Fölsvinn)

Los dichos de Fölsvinn.
Perteneciente a la Edda Mayor.

Ilustración para la traducción danesa de las Eddas, de Karl Gjellerup.

1 Allá divisó detrás de la cerca la alta mansión de los gigantes.

Fjölsvinn dijo:

« ¿Que engendro es ese que está ante la cerca
y sus llamas voraces ronda?

2 ¿A quien vienes tú, a quien, buscando
o en busca de que, desdichado?
Anda y regresa a las húmedas sendas,
que aquí no se admiten mendigos! »

Svípdag dijo:

3 «¿Que engendro es ese que esta tras la cerca y fuera al viajero deja?»

Fjölsvinn dijo:

«No eres tú quién para hacerte honores.
¡Márchate y vete a tu casa!

4 Me llamo yo Fjölsvinn y sabio soy,
más poco a nadie convido.
¡Nunca esta cerca podrás pasar!
¡Sigue de largo, proscrito! »

Svípdag dijo:

5 «Allá donde el ojo lo hermoso vio,
allá llegar se desea:
refulgente de oro esa sala veo.
¡Bien para mi la querría! »

Fjölsvinn dijo:

6 «Dime de quién, muchacho, naciste
o hijo de quién eres tú.»

Svípdag dijo:
«Me llamo yo Víndkald, Várkald mi padre
y Fiólkald su padre fue.

7 Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Quién es aquí quien manda y dispone
en riquezas y hermosas salas?»

Fjölsvinn dijo:

8 «Ménglod se llama, de su madre nacida
y del hijo que fue de Svafrtorin:7
ella es aquí quien manda y dispone
en riquezas y hermosas salas.»

Svípdag dijo:

9 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Como esta verja -la más peligrosa
que viose entre dioses- se llama? »

Fjölsvinn dijo:

10 «Trymgiol se llama, obra que hicieron
los hijos tres de Solblindi;
por firme cadena trabado queda
quien de su enganche la alza.»

Svípdag dijo:

11 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
A esto que quiero saber:
¿Cómo esta tapia -la más peligrosa
Que viose entre Dioses- se llama»

Fjölsvinn dijo:

12 «Gastrópnir se llama y hecha por mi
con los miembros esta de Leirbrímir ;
mucho la tengo bien reforzada
que ella por siempre resista»

Svípdag dijo:

13 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
Como esos perros, rabiosos, se llaman
que corren en torno al recinto?»

Fjölsvinn dijo:

14 «Gif el primero -si quieres saberlo-
y Geri el segundo se llaman;
por ellos guardadas las once estarán
hasta el día en que caigan los dioses.»

Svípdag dijo:

15 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
Se podría que un hombre lograse entrar
mientras duermen los canes feroces? »

Fjölsvinn dijo:

16 «Con sueño cambiado aquí se les tiene
desde que están de guardianes:
duerme el uno de noche, de día el otro,
que nadie que venga entre.»

Svípdag dijo:

17 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Bocado no hay que echárseles pueda
para pasar mientras comen?»

Fjölsvinn dijo:

18 «Dos de Vidófnir -si quieres saberlo-
trozos de ala se sacan:
no otro bocado echárseles puede
para pasar mientras comen.»

Svípdag dijo:

19 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Como, anchuroso, el arbol se llama
que todas las tierras cobija?»

Fjölsvinn dijo:

20 «Mimameid se llama; por nadie sabido
de cuales raíces arranca;
derribarlo podrá lo que mal se imagina,
ni fuego ni hierro lo dañan.»

Svípdag dijo:

21 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Como aprovecha ese arbol glorioso
que ni fuego ni hierro dañan? »

Fjölsvinn dijo:

22 «De sus bayas tome pasadas por fuego
mujer que su mal padezca:
lo que dentro guardaba afuera echará
por la fuerza y poder que el tiene.»

Svípdag dijo:

23 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
Como ese gallo, el de oro, se llama
que arriba en el arbol brilla? »

Fjölsvinn dijo:

24 « Vidófnir se llama el que esta reluciente
en las ramas del Mimameid;
mucho el pone constante pesar
en Surt y Sinmara.»

Svípdag dijo:

25 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Arma no hay que a Vidófnir mate
y a la sala lo arroje de Hel? »

Fjölsvinn dijo:

26 «Levatéin con runas Lopt la grabó
abajo a la verja Nágrind:
en cofre de hierro Sinmara la guarda,
allá bajo cierres nueve.»

Svípdag dijo:

27 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Regresar podrá quien en marcha se ponga
y vaya a buscar esa rama?»

Fjölsvinn dijo:

28 «Regresar podrá quien en marcha se ponga
y vaya a buscar esa rama,
si aquello le lleva que pocos poseen
a la Eir del luciente limo.»

Svípdag dijo:

29 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Preciosa los hombres que cosa tendrán
que a la pálida giganta contente? »

Fjölsvinn dijo:

30 «Mete en la caja la clara guadaña
que tiene en sus muslos Vidófnir
después solamente que esto le lleves
te dará Sinmara aquel arma.»

Svípdag dijo:

31 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Como se llama la sala cercada,
seguras, de inquietas llamas?»

Fjölsvinn dijo:

32 «Hyr es su nombre; por siempre oscilante
en la punta estará de la lanza;
de la rica morada -sólo de oídas-
cosas antiguas se cuentan.»

Svípdag dijo:

33 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Quiénes hicieron aquella que yo
tras la cerca vi. de los ases?»

Fjölsvinn dijo:

34 «Uni e Iri, Ori y Bari,
Var y Vegdrásil,
Dori y Uri, Délling, Átvard,
Lidskialf y Loki.»

Svípdag dijo:

35 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿ Cómo se llama la alta montaña
en que está la muchacha gloriosa?»

Fjölsvinn dijo:

36 Lyfiaberg se llama, de siempre que fue
en dolencias y llagas alivio:
sanará la mujer que hasta arriba la suba,
aunque mal de vejez. padezca.»

Svípdag dijo:

37 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Cómo se llaman las mozas amigas
que a las piernas se sientan de Ménglod?»

Fjölsvinn dijo:

38 «Hlif la primera, otra Hliftursa,
la tercera Tiodvara se llama,
Biort y Bleik, Blid, Frid,
Eir y Aurboda .»

Svípdag dijo:

39 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
A esto que quiero saber:
¿Asisten ellas, si el trance lo urge,
A aquellos que bien les ofrendan?

Fjölsvinn dijo:
40 «A aquellos asisten que bien les ofrendan
del ara en el santo lugar:
de malos peligros, por grandes que sean,
a todas las gentes libran.»

Svípdag dijo:

41 «Ahora respuesta, Fjölsvinn, darás
a esto que quiero saber:
¿Que hombre será el que llegue a dormir
en los dulces brazos de Ménglod?»

Fjölsvinn dijo:

42 «Hombre ninguno a dormir llegará
en los dulces brazos de Ménglod,
sino Svípdag tan solo, que a el esa novia,
la clara cual sol, se le guarda. »

43 «¡Abre la verja y déjame entrar!
A Svípdag tienes delante!
Llégate ahora y pregúntale a Ménglod
si quiere que goce su amor.»

44 «Escucha, oh Ménglod, un hombre llegó.
¡A ver a tu huésped corre!
Se alegran los perros, adentro él pasa:
Svípdag pienso que es.»

Ménglod dijo:

45 «Sagaces los cuervos tus ojos a ti
arriba en la horca te saquen,
si mientes diciendo que aquí a mi sala
de lejos me vino el viajero.»

46 «¿De dónde nos vienes? ¿De dónde nos llegas?
¿Cómo tu gente te llama?
Por tu nombre y familia cierto sabré
si a ti te estoy prometida.»

47 «Svípdag me llamo, soy hijo de Sólbiart;
por sendas me echaron de gélidos vientos:
lo que Urd dispuso nadie lo cambia,
aunque esté malamente ordenado.»

48 « ¡Se bienvenido! Logre mis deseos;
siga al saludo el beso.
La visión del amado de gozo llena
a todo el que esta con amores.

49 En la buena montaña aguardándote siempre
noches y días estuve:
ya se cumplió lo que tanto esperé,
que volvieras, muchacho, a mi sala.

50 Falta de ti por tu amor pené,
como tu mis amores ansiabas.
¡Jamás tú y yo -seguro es eso-
nos vamos ya a separar! »

Esta entrada fue publicada en Edda Mayor. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s