La Ley de Montes

Escribo este artículo debido a los sucesos que están ocurriendo hoy en Galicia, a día 16 de octubre de 2017. Lo escribo en este blog como un defensor de la naturaleza que soy y porque es un buen medio para que la gente sepa lo que de verdad está ocurriendo, de que conocemos a los que están destrozando la naturaleza y sus especies poco a poco.

La Ley de Montes o “Ley de quemo el monte y construyo encima para mis intereses” fue aprobada el 9 de febrero de 2015 y con su aprobación dejó vía libre desde entonces a las comunidades autónomas para la recalificación de suelo que haya sufrido incendios, sin que tengan que pasar los 30 años marcados como plazo en la anterior ley del año 2003.

En su momento, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente señaló que la Ley de Montes iba a “contribuir a la conservación de la biodiversidad, la prevención de los incendios forestales, la lucha contra el cambio climático y el aprovechamiento económico de los montes”. En su artículo 50, se habla del cambio de uso del suelo forestal a urbanístico en montes quemados, es decir, esta dichosa ley dice que en el caso de que existan razones de interés público, la comunidad autónoma puede decidir si construir en un monte que ha sufrido un incendio.

Cuando nació esta ley, las administraciones empezaron a justificar ese interés para hacer urbanizaciones o complejos de ocio en zonas protegidas, como reservas naturales o en cualquier bosque, para que nos entendamos. El problema es que vivimos en un mundo donde impera el capitalismo, y como bien nos ha demostrado la Historia, el capitalismo es una ideología que es capaz de asesinar a su propio pueblo con tal de mantener en el poder a esa no tan misteriosa élite que gobierna nuestro gobierno y así enriquecerse a su vez más todavía. Es una ideología capaz de arrasar países y masacrar a sus habitantes para así quedarse con sus riquezas o de crear enemigos imaginarios para tener una excusa y entrar dónde les plazca. ¿Qué quiero decir con esto? Empresas privadas han querido siempre acabar con los bosques o cualquier lugar en la naturaleza para poder edificar ahí sus complejos de mierda y ganar más dinero. Empresas privadas que fácilmente han podido sobornar a una persona, haciendo así una cadena para terminar quemando un bosque cualquiera o una reserva natural y así mágicamente, plantar una fábrica que contamine más todavía el medio ambiente.

Antes de la modificación de la Ley de Montes, los agentes forestales arruinaron a muchas empresas denunciando su intención de construir en suelos protegidos, entre otras muchas cosas. Con esa modificación, los agentes forestales no pueden denunciar delitos ambientales, dejan de ser “agentes de la autoridad”. Los agentes forestales y medioambientales son los responsables de luchar contra los incendios, las construcciones ilegales, envenenamiento de especies, caza furtiva, maltrato animal, expolio arqueológico, cierre de caminos públicos y vías pecuarias, vertidos, vallados ilegales, etc.

Hecha la ley, hecha la trampa se suele decir y esta vez es de verdad. Lo tienen todo a su favor para provocar incendios y después de que pase todo el revuelo de lo sucedido, construir en ese suelo. Leyendo esto, parece una película, pero por desgracia no lo es y está pasando. Está pasando ahora mismo. Están acabando con nosotros y con lo que nos da la vida.

En el año 2016, los brigadistas encargados de la extinción de los incendios en Galicia, denunciaban que trabajaban con maquinaria de hace 20 años y que la maquinaria nueva, pese a cumplir los requisitos técnicos mínimos, funcionaba mal. Hace poco casi 500 brigadistas fueron despedidos y hoy de la noche a la mañana han aparecido casi cincuenta incendios forestales. No tengo nada más que añadir.

Hoy está siendo Galicia, mañana podría ser cualquier otra parte de la Península Ibérica. Por culpa de sus incendios provocados han asesinado a familias, desalojado a personas de sus casas y destruido sus bienes más preciados. Han arruinado sus vidas y mañana podría ser la tuya. Ahora que sabes lo que ocurre, actúa. Defiende la naturaleza, defiende su flora y fauna, porque tú también eres parte indispensable de ella y la están matando. Te están matando.

Quedaros con su modo de actuar, porque pronto podría repetirse. Son gente sin escrúpulos y que están bien organizados, harán cualquier cosa para cumplir sus asquerosos intereses, aunque tengan que acabar con alguien, sus conciencias estarán limpias.

Este blog y la persona que escribe en él, condena cualquier acto que se haga en contra de la naturaleza. Me dan asco esos políticos hipócritas dándole el pésame al pueblo por lo que está ocurriendo cuando ellos son cómplices directos de esta barbarie.

Esta entrada fue publicada en Naturaleza, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.