El comienzo de la Era Vikinga: Asalto al Monasterio de Lindisfarne

 

 

Barco vikingo, de la serie Vikings

Antes de hablar sobre el asalto al Monasterio de Lindisfarne, tenemos que mencionar la importancia que suponía un lugar como Inglaterra para los vikingos, puesto que supone el inicio y el fin de la Era Vikinga.

Actualmente, desconocemos el por qué de esta ‘conexión’ que tenían con Inglaterra, pero hay varios factores por los que probablemente marcharon para allá, tales como la fertilidad de sus tierras, como por la cercanía de estas. Pese a ser ya un territorio cristiano, tras la caída del Imperio Romano, Inglaterra recibió migración de distintos pueblos germanos, los cuales tenían muchas similitudes con los vikingos, tanto por la raiz lingüística, como por su mitología, la mitología germánica.

Los pueblos germanos que migraron a Inglaterra, son los jutos (los cuales se creen originarios de la actual Dinamarca), anglos (procedentes de la actual Alemania), sajones (procedentes de las zonas de los Países Bajos y Bélgica, entre otras) y frisones (procedentes de los Países Bajos).

Sean los que sean los motivos por los cuales los vikingos fueron a Inglaterra, debieron de ser más que importantes, puesto que no solo saquearon sus zonas, también las colonizaron y se asentaron en ellas, llegando a controlar y organizar grandes extensiones de tierra.

En el año 793, ‘Angleland’ (Tierra de los Anglos, que más tarde derivaría en England – Inglaterra) se encontraba dividida en distintos reinos, concretamente siete. Estos reinos eran Northumbria, Wessex, Mercia, Anglia Oriental, Kent, Sussex y Essex. Esto es algo que podemos ver muy bien en los libros de Bernard Cornwell con su saga “Sajones, Vikingos y Normandos” o en la serie Vikings.

El 8 de junio del año 793 d.C, los vikingos iniciaron su Era Vikinga en uno de estos siete reinos, Northumbria, lugar donde se encuentra el Monasterio de Lindisfarne.

Mapa de Northumbria

Lindisfarne, es una isla ubicada en el noroeste de Inglaterra, cuya historia documentada se remonta al siglo VI d.C y que se encontraba bajo dominio del Reino de Northumbria. Este Monasterio fue fundado en el año 651 por San Aidan ‘el apóstol de Northumbria’, un monje irlandés al que el rey Oswaldo de Bernicia encargó evangelizar las tierras del norte de Inglaterra, enviado desde la Isla de Iona, que se encuentra al oeste de Escocia.

Con la fundación de este Monasterio, Lindisfarne se convirtió en el punto de expansión para la cristianización de todo el norte de Inglaterra, enviando a su vez, misioneros al reino de Mercia.

Crónica Anglosajona y asalto al Monasterio

El 8 de junio del año 793 d.C, los vikingos desembarcaron en la costa adyacente al Monasterio de Lindisfarne, saqueando así las poblaciones de sus alrededores y el propio Monasterio, asesinando a los monjes que habitaban en este, según cuenta la Crónica Anglosajona.

La Crónica Anglosajona es una colección de textos relacionados que narran la historia de los anglosajones y la colonización de Britania. El único problema, es que estas crónicas no son nada claras, creyendo así, que tienen pequeños errores de datación. Según esta, el ataque al Monasterio supuso una conmoción muy grande para el mundo cristiano y lo podemos saber gracias a dos fuentes. La primera es la propia Crónica Anglosajona y la segunda es lo que nos dejó escrito Alcuino, un erudito y teólogo de Northumbria.

  • Crónica Anglosajona:

«Este año [793] vinieron terribles advertencias sobre la tierra de Northumbria, aterrorizando a todos: éstas fueron inmensos haces de luz cruzando a través del cielo, y torbellinos, y fieros dragones volando en el firmamento. Estos ingentes males fueron seguidos por una gran hambruna: y no mucho después, en el sexto día antes de los idus de enero de ese mismo año [8 de junio], las horrorosas incursiones de hombres paganos causaron lamentables estragos en la iglesia de Dios en la isla sagrada, mediante el saqueo y la masacre»

  • Alcuino:

«Nunca antes ha aparecido tal terror en Gran Bretaña como el que hemos sufrido de la raza pagana […] Los paganos derramaron la sangre de los santos alrededor del altar, pisotearon los cuerpos de los santos en el templo de Dios, como el estiércol en las calles».

Manuscrito que trata sobre la época de batallas entre la gente de Wessex y los vikingos.

Bibliografía

  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.
  • Blog Ala de Cuervo.
  • CORNWELL, Bernard. Saga Sajones, Vikingos y Normandos.
  • COHAT, Yves. Los vikingos, reyes de los mares.

 

 

Esta entrada fue publicada en Vikingos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.