Runas Armanem

Guido Karl Anton List, más conocido como Guido von List, nació el 5 de octubre de 1848 en Viena, falleció el 17 de mayo de 1919 en Berlín. Poeta, escritor y una de las figuras más destacadas de Viena.

Autor de “Das Geheimnis der Runen” (El Secreto de las Runas), estudio detallado de la Armanen Futharkh, en el que formula su visión del mundo intelectual.. Podríamos decir de él que es pionero de la Escritura en el ocultismo moderno. Con familia católica romana, fue bautizado como “Guido Anton List”.

En la actividad de Guido von List confluyen una serie de factores que lo convierten en una especie de historiador ocultista y teórico de un estado wotánico. Desde joven demuestra un especial interés por los antiguos dioses germánicos, sintiéndose irresistiblemente atraído por la figura de Wotán u Odín, el Padre de los Dioses. A través de esta actividad descubrirá los vínculos entre el hombre y la tierra y experimentará una gran fascinación por los bosques germanos donde sus antepasados habían combatido.

En 1908 funda la Sociedad Guido von List, que se proponía financiar y llevar adelante investigaciones histórico-religiosas, y se rodea de todos los nombres importantes del esoterismo alemán y países de habla alemana de su época. Este grupo trabaja para definir un sistema filosófico que debería convertirse en una suerte de teología de la nación alemana en el marco de su política futura. Sus ideas se difundieron por las universidades de la época porque parecían estar en completa armonía con los ideales völkisch.

List creó un círculo de diez personas que llamó Hoher Armanen-Orden (Alto Orden Armánico) y los condujo por toda Alemania en una búsqueda de las huellas de Wotan y de los lugares donde la auténtica sabiduría aria (europeos) pudiera ser apreciada mediante la meditación y la fusión con los elementos naturales. Se cuenta que él mismo caía en trance tocando objetos o que captaba visiones de la antigüedad aria enfocando la mente sobre un lugar. También las runas se integran en el pensamiento de List, que las unió con otros símbolos ya mencionados como el triskel o la esvástica.

List afirmaba haberlos hallado en las catedrales tardogóticas y advirtió que la mayoría de los templos cristianos se erigían sobre construcciones paganas anteriores, señalando así los lugares donde se concentraba la manifestación de una energía wotánica que sólo esperaba el momento oportuno para ser liberada. En ambas hallamos la esvástica o cruz gamada, que para List era un signo del acto creador de Dios: una forma solar de energía que se originaba en un centro fijo.

El wotanismo listiano estaba concebido en dos niveles, según el difundido sentimiento völkisch; como una unión política de todos los pueblos de origen germánico, la creación de la ciencia oculta de los Armanen, quienes ejercerían como guías espirituales del nuevo Orden germánico. La jerarquía de dicha élite aria se estructuraba en tres grados: aprendiz, compañero y maestro de la Logia. Cada grado estaba caracterizado por un cierto nivel de iniciación en la Gnosis y caracterizado por símbolos y palabras específicas.

List organizó una auténtica sociedad religiosa con el objetivo de especializar los grados de los adeptos. Después de los primeros siete años de noviciado, en los cuales se leían sagas tradicionales como los Edda y se recibían enseñanzas teosóficas elementales, los iniciados se trasladaban a otros centros armánicos con el fin de profundizar en el conocimiento oculto, tras de lo cual se convertirían en maestros y eran puestos al corriente de “los últimos secretos de la Gnosis”.

En 1862 una visita a las catacumbas debajo de la Stephansdom (la catedral de San Esteban, en Viena), le causó una profunda impresión. Él consideraba las catacumbas como un santuario pagano, anterior al cristianismo germano. Juró que cuando fuera adulto, construiría un templo a Wotan.

List también creía que las enseñanzas del Armanismo se habían transmitido secretamente desde los antiguos germanos a la orden de los caballeros templarios hasta llegar posteriormente a los magos del Renacimiento, y de estos hasta nosotros por intermediación de las sectas rosacruces. Formas herméticas de saber gnóstico se insertaron en la teología de los Armanen de diversas formas, como por ejemplo la jerarquía cabalística de los diez grados propia de algunos grupos rosacruces que List asimiló en su Gnosis oculta, considerándolos exponentes del antiguo germanismo.

Existe un hecho diferencial definitivo entre la forma de entender el misticismo habitual y el concepto ariosófico. En el arianismo, el término “místico” no implica una búsqueda de la fusión con Dios, como por ejemplo ocurre en las corrientes mayoritarias dentro del judaísmo, cristianismo, islamismo o budismo, sino”la autorrealización espiritual del individuo integrado a través de la regeneración personal y comunitaria de su pueblo ”, en la convicción de que la sangre es el vehículo portador de un conocimiento secreto que la iniciación debe despertar y hacer consciente.

El alfabeto rúnico Armanen es totalmente distinto al Futhark tradicional, y aunque utiliza algunas grafías iguales, nada tienen que ver con ellas, es por eso por lo que merece todo un estudio especial.

Esta entrada fue publicada en Runas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.