Bienvenidos a The Gods of Nature

Sed bienvenidos a The Gods of Nature, un punto de encuentro para todo amante de la Mitología Nórdica, Mitología Celta, el Odinismo, la Wicca y mucho más…

Este blog es mi rincón personal en el que intento mostrar de una manera amena y sencilla de entender, las maravillas de la Mitología Nórdica y del Odinismo, aunque como pagano y amante de la Mitología, encontraréis artículos sobre los celtas, su Mitología y la Wicca, puesto que también son mis pasiones.

Si eres un amante de la Historia, la Mitología, la Naturaleza y el paganismo, has venido al lugar adecuado… Aquí encontrarás imágenes, textos antiguos, artículos y demás cosas que resultarán de tu interés.

Y ahora siéntete como en casa, eres más que bienvenido, coge un cuerno de hidromiel y disfruta de la lectura y el aprendizaje.

“Las runas nos guían y Odín nos acompaña.”

El Odinismo es vida

Publicado en The Gods of Nature | Deja un comentario

El Brujo y la sabiduría

Pintura de Georg von Rosen.

Quizás, uno de los poemas más famosos dentro de este ámbito sea el Discurso del Altísimo, más conocido como Hávamál, perteneciente a la Edda Mayor. En él se describen o relatan una serie de pautas para seguir una vida recta, con sabiduría y supervivencia.

Según este, Odín se sacrifica para así conseguir alcanzar toda la sabiduría posible: colgado del árbol de la vida (Yggdrasil), sin poder alimentarse ni beber nada y atravesado por una lanza, consigue el conocimiento y el poder de las runas, las cuales permiten que las palabras estén cargadas de magia y sobrevivan más allá de la inmediatez de la persona que las pronunció.

“Sé que colgué del árbol azotado por el viento nueve noches enteras,

herido por la lanza, entregado a Odín,
mismo a mismo,de aquel árbol del que nadie sabe
el origen de sus raíces.”

 

Este sacrificio, debió de ser muy popular entre los escandinavos, ya que se han encontrado muchas representaciones gráficas que aún conservamos y alguna referencia que es más que evidente. Un claro ejemplo de esto, es una canción recogida en las Islas Shetland, Escocia, en el siglo XIX, el cual incluía en contexto cristiano los siguientes versos:

“Nueve días colgó del árbol sin raíces, pues el pueblo estaba enfermo y él era bueno.”

¿Qué sabiduría es la que aprende Odín mediante este sacrificio? Odín aprende nueve encantamientos y, según se cuenta, su maestro fue ni más ni menos que el hermano de su madre Bestla. Lo que este consigue es la llamada “magia rún” o magia de las runas, la cual enlaza el poder con el conocimiento.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.
Publicado en Edda Mayor, Mitología Nórdica, Runas | Deja un comentario

Los sacrificios germanos

Ilustración sobre el Dísablót. August Malmström.

Es muy importante entender la mentalidad de cada civilización, la relación que estos tenían con sus creencias y cómo entendían su espiritualidad. Las religiones paganas exigían sacrificios a los dioses, los antepasados y cualquier ser sobrenatural. Hay que tener en cuenta que los germanos sacrificaban tanto en ceremonias comunales, como en pequeños actos familiares.

Con la llegada del cristianismo a cada rincón y la amenaza que estas creencias y ritos paganos suponían para ellos, los sacrificios fueron de las primeras cosas que intentaron suprimir e incluso transformar. En el año 601, el papa Gregorio I, le escribía una carta al misionero Melitón, reproducida por Beda el Venerable, que decía así:

[dile al obispo Agustín que] tras madura reflexión [..,] he decidido que los templos de los ídolos de esa nación no deben ser destruidos, aunque sí los ídolos que hay en ellos; purificad con agua bendita los templos, erigid altares y depositad reliquias […] para que aquellas gentes, al ver que sus templos no son destruidos, abandonen el error y, movidos por la familiaridad de los lugares a los que estaban acostumbrados, conozcan y adoren al verdadero Dios. Y como tienen por hábito matar bueyes en sus sacrificios a los demonios, hay que instituir actos solemnes que sustituyan esta costumbre, como por ejemplo que en el día de la consagración […] se les permita construir sus cabanas en torno al antiguo templo ahora dedicado a un nuevo uso, y que celebren la fiesta religiosa, no sacrificando
bestias al demonio, sino matando el ganado para comerlo dando gracias a Dios.

Aunque la idea principal era la de no destruir los templos, como ya sabemos, algunos fueron destruidos e incluso, sustituidos por iglesias cristianas.

El primer tipo de sacrificio del que vamos a hablar, es el parcial, donde el acto comunitario era incluso más importante que la propia ofrenda a los dioses, es decir, el festín. Por tanto, podemos imaginarnos la inmensa mayoría de los sacrificios germánicos. Debemos tener en cuenta que según el carácter de cada festividad y los seres a los que iba dirigido el rito, así eran las ofrendas, los actos rituales y las personas que se encargaban de ellos.

El siguiente tipo de sacrificio, el cual es muy común en otras culturas paganas, consistía en que el animal o el objeto a sacrificar, se entregaba a los dioses: la víctima se quemaba y el objeto se rompía, siendo así inutilizado.

Quizás el tipo de sacrificio más conocido por todos, puesto que es el más impactante, sea el sacrificio humano. Sí, había sacrificios humanos, pero no de la cantidad y brutalidad con la que todos creemos.

Lugares sagrados

Originalmente, los templos eran construidos en lugares naturales, como bosques, lagunas, árboles… aunque también se podían encontrar amontonamientos de piedras para formar algo parecido a un altar, a veces acompañado de un círculo de piedras.

Gracias a la toponimia, podemos saber que había dos lugares de culto geográficamente diferenciados: los que se encontraban cerca de poblados, en lugares accesibles y dedicados a las divinidades propias, pero también a algún dios el cual estos sintieran cercano teniendo en cuenta sus preocupaciones… y otros más alejados, colocados en lugares centrales para una población más amplia. Podemos decir que los primeros serían los lugares de culto de las aldeas, que reunirían a familias y clanes y en los segundos tendrían lugar las grandes ceremonias de la tribu.

Quizás uno de los lugares más conocidos por todos, sobretodo destacado en el sur de Escandinavia, sea el marcado con piedras formando la silueta de un barco. Algunos de estos lugares se utilizaron para enterramientos, pero en otros casos, estos lugares fueron el lugar destinado al culto de los dioses.

Tiempos de sacrificio

Debemos de tener en cuenta, que los germanos realizaban con frecuencia y sin necesidad de establecer una fecha determinada que sea importante, pequeños sacrificios familiares a las diosas y dioses de la fertilidad.

Aunque con menos frecuencia y seguramente con alguna fecha señalada o de importancia, también se reunían en centros de culto próximos, acudiendo a ellos varias familias y teniendo lugar sacrificios más solemnes. En estos cultos, se decidirían bodas, planes para el futuro, soluciones a problemas…

En fechas establecidas, coincidiendo con los ciclos naturales, se juntaban durante unos días los miembros de varios clanes y realizaban un gran sacrificio y banquete en honor a los dioses.

Hay que tener en cuenta que estas celebraciones no tenían simplemente un carácter religioso, también tenían un carácter social, puesto que reunían a personas de muchos lugares para, por ejemplo, solucionar los problemas que afectaban a toda la comunidad.

Todo esto, derivó en lo que llamamos thing o asamblea, que era el centro de vida política, social, económica y religiosa.

En los momentos de los equinoccios y solsticios, se celebraban fiestas especiales, debido a las cosechas. En invierno tenía lugar el dísablót o sacrificio a las dísir, por ejemplo. Hoy en día, podemos decir que “decidían” los sacrificios en invierno o verano, pero debemos tener en cuenta que para ellos era en función de cuando la naturaleza estaba más viva o más muerta.

Ilustración de las Dísir, divinidades femeninas. Emil Doepler.

Sabiendo esto, podemos decir que el verano era el tiempo de los dioses de la guerra, los viajes y la fertilidad, queriendo, con este último, el buen nacimiento de las crías, buenas producciones de los frutos y demás. El invierno, en cambio, era momento de los sacrificios familiares, el momento de “sacrificar” a la diosa para los momentos cotidianos de la vida y la muerte, las enfermedades, los trabajos, etc.

Por desgracia, es algo muy complicado realizar una lista de las festividades con sus fechas exactas correspondientes, debido al componente local, la variación de las fechas, las formas de llevar a cabo el ritual, los objetos a sacrificar…

Poco a poco vamos disponiendo de más información, pero, a mi parecer, nos será imposible saber cómo pensaban, actuaban o el por qué de los sacrificios, de una forma tan precisa y más teniendo en cuenta que partimos de una creencia poco estricta y sin leyes en ese sentido, puesto que no había nada escrito.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.
Publicado en Historia, Sociedad vikinga | Deja un comentario

León, cerveceo y tapeo

No he podido definir mejor el título de esta entrada sobre otro fin de semana inolvidable en familia, cerveceo y tapeo. Me parece que estas dos cosas son las que más definen León, quitando el tema cultural que también es muy interesante y del cual hablaremos más tarde.

Como siempre, de lo primero que vamos hablar será del alojamiento. Nuevamente, nos alojamos en una casa con la aplicación de AirBnb, que nos salió tirada de precio. La casa estaba genial, con capacidad para siete personas: dos habitaciones, dos baños, cocina, terraza y un salón amplio. El casero que nos tocó, nos dio una turra muy interesante de la ciudad y nos explicó un poco todo lo que ver, con mapa incluido, así que genial. También nos dejó preparado algo de desayunar, cosa que agradecimos bastante. Algo bueno de la zona es que pudimos aparcar cerca de la casa y estábamos a unos diez minutos del centro y la zona de los bares.

La primera noche, fue espectacular. Tuvimos mucha suerte con el tiempo porque no nos llovió y hacía fresquito. El casero nos aconsejó no cenar y salir de bares, ya que siempre ponían tapa con la consumición y lo que más me gustó es que podías elegir entre varias tapas, bastante contundentes por cierto. Claramente, le hicimos caso en lo de no cenar, pero como siempre, compramos provisiones de cerveza que nunca vienen mal.

Lo primero que hicimos al llegar al centro, fue ver la catedral, la cual se levanta imponente.

Siempre se dice que el mundo es un pañuelo, y justo la primera noche que salimos, me encontré a mi primo en un bar con unos amigos, así que aprovechamos para que nos recomendara lugares a los que ir y allá que fuimos. Se supone que los que salen por León, suelen empezar a “cortos” o cañas, para poder comer y que no les de la turra y puedan cenar las tapas tranquilamente, pero nosotros empezamos a “cañones” o dobles y nos doblaron, sí. Después de muchas cervezas y tapas, volvimos a casa a descansar.

Al día siguiente, madrugón para desayunar. Para mi, los despertares en una ciudad me parecen muy importantes, me encanta el ambiente de los comercios abriendo y la gente paseando o entrando a desayunar… y León me encantó en ese sentido. Volvimos a ver la Catedral, que por la mañana seguía preciosa. Un punto a favor de esta ciudad es poder ir a cualquier lugar andando y en una mañana o día como mucho, te puedes recorrer todo León y haber visitado los monumentos más históricos.

Una entrada al casco histórico

Para comer y cenar al día siguiente, hicimos lo mismo, cerveceo y tapeo, siguiendo a cañones en vez de cortos, aunque alguno iba bajando un poco el ritmo. Un amigo nos llevó a una terraza-mirador desde la que se veía toda la ciudad. Sinceramente, es de las imágenes más bonitas que he visto de una ciudad, junto a la de Toledo, puesto que se veía la catedral de fondo.

Me parece que nos recorrimos todos los bares de León y es una ciudad con unas calles y unos edificios espectaculares, los cuales te enamoran. De lugares para tapear, os puedo recomendar uno llamado “Camarote Madrid“, un sitio puro en el que te ponen unas tapas muy buenas. Si queréis tomar algo por la tarde-noche, os recomiendo un bar de cervezas artesenales llamado “Four lions”, en el cual si lo pedís, os dejan ver todo el tinglado que tienen montado para hacer la cerveza artesanal. Probamos varias cervezas que estaban buenísimas. También visitamos otro local de cerveza artesanal, pero no me acuerdo del nombre. Abajo os dejaré un artículo en el que se citan los bares de cerveza artesanal en León.

Si os gusta el arte, os recomiendo encarecidamente ver la “Casa Botines”, un edificio precioso diseñado por Gaudí, puesto que no tiene pérdida.

Cabe destacar, que León tiene una iglesia preciosa, llamada la Iglesia de Santa Marina La Real”. Insisto en que si os gusta el arte, debéis visitarla.

Finalmente, el último día tocó pasear por toda la ciudad, recordar los bares de la noche anterior y seguir disfrutando de la compañía y las nuevas amistades. Recomiendo mucho visitar esta ciudad, tanto por gastronomía, como por historia. Por suerte, seguimos conquistando ciudades y aprendiendo cada vez más de este bello lugar.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de León.
  2. Airbnb, alojamientos y habitaciones a buen precio.
  3. Bares con cerveza artesanal en León.
Publicado en Viajes | Deja un comentario

Erik el Rojo, colonizador de Grönland

Se cuenta que alrededor del año 900, Gunnbjörn Krajasson, el cual navegaba hacia Islandia, se topó con un mal tiempo y su barco se desvió hacia el oeste. Gunnbjörn pudo divisar algunas islas, pero este no se detuvo en ellas, aunque al llegar a su destino diera buena parte de su descubrimiento.

No sería hasta el año 982, para que Erik el Rojo, otro islandés, decidiera recorrer esas islas, las cuales en su día recibieron el nombre de “islas de Gunnbjörn”, si es que alguna vez se hablaba de ellas.

Uno de los motivos por los que Erik el Rojo tuvo que emprender esta aventura, fue el hecho de que fuera condenado a la pena de destierro y tuvo que abandonar Noruega en el año 964, en compañía de su padre. La primera parada de Erik, fue en Islandia, lugar en el que tuvo problemas al instalarse, puesto que todas las tierras ya habían sido repartidas. Tras varios intentos de asentarse y de conflictos graves con sus vecinos, nuevamente, este fue condenado a una pena de destierro de nada menos que tres años.

Debido a esa condena de destierro y, partiendo de la costa noroeste de Islandia, Erik sigió la costa este de Groenlandia. Su primera impresión, fue la de que era un páramo imposible de habitar, hasta que tras haber doblado el cabo Farewell, alcanzó una región llena de fiordos, cerca de Julianehåb, la cual le pareció más acogedora.

Tras haber explorado esa zona, pasó allí el invierno. A la primavera siguiente, subió a lo largo de la costa oeste y encontró otro lugar que podía acoger una colonia, la cual dividió en dos partes, nombrando la primera como Østerbygden, la colonia oriental, y la segunda como Vesterbygden, la colonia occidental.

Tres años después, al haber pasado ya su condena, regresó a Islandia con la intención de reunir hombres, ganado y material para realizar en su nuevo hogar un asentamiento definitivo. Su nuevo hogar, fue “bautizado” como Grönland, tierra verde. Erik encontró rápidamente voluntarios dispuestos a enfrascarse en esta nueva aventura, debido a la gran carencia de tierras disponibles en Islandia.

A principios del verano del año 986, alrededor de veinticinco barcos cargados hasta las trancas, abandonaron Islandia en dirección de esa tierra verde. Debemos tener en cuenta que en total había entre quinientas a setecientas personas, contando mujeres, niños y ganado, los cuales iban todos a bordo. La historia cuenta que el comienzo de su viaje fue muy movido, puesto que una enorme tempestad dispersó varios barcos, hundiendo algunos y haciendo que otros tantos dieran la vuelta, llegando a la tierra prometida la cantidad estimada de 14 barcos. Al llegar allí, Erik comenzó la repartición de tierras entre los dos asentamientos a los que dio nombre. Él se asentó en Brattahlíð, situada en el asentamiento oriental, al fondo de un fiordo que más tarde recibió el nombre de Eiríksfjörð.

Las dimensiones de los edificios descubiertos durante las excavaciones a finales del siglo XIX y comienzos del XX, demuestran que los vikingos vivían en las zonas costeras de Groenlandia. Estos se dedicaron a la cría de cerdos, ponys, ovejas… pero vivían sobre todo de la pesca y la caza. Buscaban y criaban animales de los que poder aprovechar todo de ello, ya fuera la piel para abrigarse del frío o hacer alimentos con ellos. Algo a tener en cuenta de la región en la que estaban asentados, es que era muy rica en la caza y la pesca, encontrando así liebres, focas, morsas, aves… entre otras cosas.

Siguiendo con su tradición estamental, estos fundaron en Garðar un thing, al que acudían cada año los campesinos libres para así solucionar los problemas que ocurrían. Como podemos observar, una vez asentadas las familias y conocidos sus roles, empezaron a prosperar poco a poco. La población aumentó progresivamente, aunque sin alcanzar nunca una cifra comparable a la de Islandia.

Tras algunos años de prosperidad, Groenlandia adoptó el cristianismo hacia el año 1000, justo después que sus hermanos de Islandia. En el año 1125, Garðar contó con obispado y en la colonia occidental se podían encontrar hasta una catedral, un monasterio agustino, un convento de monjas benedictinas y doce iglesias parroquiales. En el año 1357, los habitantes de Groenlandia pagaron el diezmo de San Pedro enviando doscientos cincuenta colmillos de morsa, un objeto muy codiciado, puesto que estaban hechos de marfil.

Ruinas de la Iglesia de Hvalsey (Groenlandia)

Finalmente, los colonos de Grönland empezaron a caer poco a poco en el olvido. Por desgracia, fueron desapareciendo por las condiciones de vida, la situación meteorológica, enfermedades y las guerras contra los esquimales. Cabe destacar que la ruta que seguían estos para dirigirse a Islandia a comerciar, se había vuelto impracticable, debido al desplazamiento de los hielos hacia el sur.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • Autor desconocido. Saga de Erik el Rojo. Siglo XII.
  • Blog COFRADES. Artículo “El Cristianismo en los confines del mundo: la Iglesia en Groenlandia“. 25 de mayo de 2010.
Publicado en Historia, Vikingos | Deja un comentario

Pueblos de España: Escalona del Alberche

Como de costumbre, preparativos improvisados, eso es lo bueno de coincidir todos de libranza en el trabajo. Unos días antes, decidimos lugar y nos marchamos. Esta vez tocó irnos a un pueblecito de Toledo, llamado Escalona o Escalona del Alberche. Escalona es un pueblo perteneciente a la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, en el cual se han encontrado restos celtas, romanos y visigodos.

Quizás lo que más me sorprendió del pueblo y su gente, es el amor y respeto que tienen por el mundo rural, algo que se está perdiendo y es algo que me encanta. Caminando por sus calles, nos encontramos dos murales preciosos, uno referente al mundo rural y otro al pasado guerrero del pueblo. Cierto es que había muchos más, pero esos dos fueron los que más me gustaron.


Por desgracia, esta vez no os puedo recomendar nada sobre el alojamiento, puesto que nos quedamos en casa de alguien de la familia, pero os dejaré enlaces a casas rurales de la zona a muy buen precio.

Lo que destaca en Escalona, es su gran castillo, el cual se puede visitar. El Castillo de Escalona era inicialmente una fortaleza romana y, posteriormente, fue ocupado por los musulmanes. Alfonso VI de Castilla, tomó el castillo y soportó continuos ataques de estos, los cuales resistió. Sinceramente, la vista de lo que es el complejo en sí desde fuera, es espectacular y ya solo por eso merece la pena ir.


Cerca de Escalona podemos visitar un lugar natural muy bonito, llamado el Cañón del río Vellos, un barranco excavado en la roca caliza, que está al sur del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.


Sobre la gastronomía… quizás lo mejor que vais a encontrar sea la carne. Da igual al restaurante o bar que vayáis, es bien sabido que en los pueblos siempre se come bien.


Siempre que podáis disfrutad de vuestro pueblo y su gente, si tenéis. Si no tenéis pueblo, intentad viajar a todos los que podáis, porque son lugares que necesitan turismo y gente que los reviva. No podemos dejar que el mundo rural y los pueblos mueran.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de Escalona.
  2. Casa rural “Finca Atajacadenas” y “Casa Rural Plácida“.
Publicado en Viajes | Deja un comentario

La festividad de Samhain

Samhain es una de las festividades paganas más importantes, celebrada la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre. Con origen celta, etimológicamente se traduce como ‘fin del verano’ y supone la celebración de dos hechos: el gran culto y devoción por los difuntos y el fin de la temporada de cosechas, algo muy importante para ellos. Cabe mencionar que también es importante esta festividad porque coincide con el Año Nuevo Celta y da paso a la estación más oscura y al frío del invierno.

Como era de costumbre, al final de la celebración, se producía un banquete en el que había carne y bebida en abundancia, para variar. La noche se iluminaba con enormes hogueras y el druida auguraba un buen año para todos. Debemos de tener en cuenta la importancia del fuego en las sociedades paganas, como un agente purificador del alma.

Samhain Wiccano.

En este momento, el Dios se prepara para renacer de la diosa en Yule. Samhain se considera como el momento del año para liberarse de las debilidades y se debe llevar un pedazo pequeño de papel sobre el cual escribir las debilidades o los malos hábitos que te gustaría perder para lanzarlos al fuego y que estos desaparezcan.

Samhain es tiempo de reflexión, de mirar hacia atrás, de adaptarse y por último y quizás lo más importante, de honrar a los difuntos.  Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Samhain es un momento mágico en el que los mundos se tocan. Es hora de recordar a los ancestros y rendir tributo a los antepasados. Representa el ritual de la última cosecha, la recolección de hortalizas y tubérculos.

Ritual de Samhain.

Antes de empezar el ritual, medita acerca de la muerte, piensa en los amigos y familiares que han partido, recuerda que la muerte es sólo un paso para iniciar un
nuevo ciclo.

Prende fuego dentro del caldero, ya que el Dios muere y regresa al vientre de la Diosa, siendo el caldero una representación del vientre de la Diosa y el fuego, una representación del Dios. Deberás quemar los papeles previamente escritos de todo aquello que quieras dejar atrás. También se prenderá una vela en honor de los espíritus que nos visitan esta noche.

Párate frente al altar y levanta la varita y di:

En esta noche de Samhain señalo tu paso amado Dios del Sol
Hacia las tierras del eterno verano, aguardando tu regreso,
También señalo el paso de los que se han ido y se irán después
Oh bendita y amada Diosa eterna, tu que das nacimiento a los caídos
Guía mis pasos en la oscuridad, protégeme y ayúdame a comprender
Tus misterios, enséñame que así como de la oscuridad nace la luz
El ciclo renace eterno y por siempre.

Enciende el fuego del caldero. Siéntate frente a él y toma el papel en donde escribiste todo
aquello de lo que deseas liberarte, léelo en voz alta, mira fijamente las llamas y di:

Sabia de la Luna menguante, Diosa de la noche estrellada.
Creo este fuego dentro de tu caldero. Para transformar lo que me está
atormentando. Que las energías sean revertidas ¡De oscuridad, luz!, ¡De mal, bien!
¡De muerte a nacimiento!

Si encendiste fuego en el caldero, deja caer el papel en él y si estás usando una vela,
sostén el papel en la llama de la vela hasta que se queme. Al quemarse, el mal
disminuye, desaparece al ser consumido por los fuegos universales.

Da las Gracias a la Diosa. Las cenizas es recomendable que las entierres, incluso al día siguiente, ya que será necesario que el caldero se enfríe para poder agarrarlo.

A continuación, decimos:

“Yo consagro este fuego, para que de luz a los espíritus que nos visitan esta
noche”

Pon dentro de la calabaza una vela encendida mientras dices:

“Con esta vela y con su luz, yo les doy la bienvenida espíritus en esta noche
de Samhain”

Después del ritual, coloca la calabaza con la vela cerca de una ventana y déjala arder toda la noche hasta que se consuma.

A continuación en el banquete, di:

“Ofrezco esta comida en honor a mis ancestros. Su memoria perdura, y sus
enseñanzas viven en mí. Benditos fueron en su existencia y benditos son en las
Tierras de Eterno Verano.”

Procura dejar parte de la comida para las almas de los muertos. Después de esto,
agradece a la Diosa madre, al Dios padre y a los elementos por su presencia. Tu ritual ha terminado.

Correspondencias de Samhain.

•Incienso: mirra.
•Colores: negro, anaranjado, blanco, dorado y plateado.
•Bebidas: vinos y sidras calentadas con especias.
•Hierbas y plantas: crisantemo, ajenjo, manzanas, peras, avellano, cardo,
granadas, todos los granos cosechados, todas las frutas cosechadas, todas las
nueces cosechados, calabaza, maíz.

Bibliografía

  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.
  • Autor desconocido. Wicca Celta. Iniciando el Camino.
  • CUNNINGHAM, Scott. Wicca: Una guía para la práctica individual. Editorial, Arkano Books.
  • FARRAR, Janet. La Biblia de las Brujas. Los ocho sabbats de las brujas.
  • FARRAR, Stewart. La Biblia de las BrujasLos ocho sabbats de las brujas.

 

Publicado en Celtas, Festividades | Deja un comentario

Cantos de Helgi II

1 « ¿Tú viste a Sigrlin, la hija de Sváfnir,
la más bella niña en mundo feliz?
Aquí, sin embargo, en Glasislund,
las esposas de Hjórvard por lindas pasan.»

Atli dijo:
2 « ¿A Atli querrás, oh pájaro sabio,
al hijo de Idmund, contar más cosas?»

El pájaro dijo:

«Querré si el budlungo en ofrenda me da
de la casa del rey lo que yo me escoja.»

Atli dijo:

<<a Hjórvard te escojas,
tampoco a sus hijos o esposas bellas,
esposa ninguna del gran budlungo.
¡Trato de amigos ambos hagamos! »

El pájaro dijo:

4 «Un templo querré, altares muchos,
vacas del rey, las de cuernos de oro,
a cambio que Sigrlin duerma en sus brazos
y al príncipe ella gustosa acepte 6.»

Esto ocurrió antes de que Atli hiciera su viaje. Pero cuando regresó y el rey le preguntó qué noticias traía, él dijo:

5 «Sin provecho ninguno nos dimos pena;
fatigamos corceles en alta montaña,
debimos después vadear el Sémorn;
la hija de Sváfnir negada nos fue,
la adornada de anillas, que tú pretendías.»

El rey mandó que se hiciese el viaje otra vez; ahora fue también él. Pero cuando llegaron a lo alto de la montaña vieron en Svavaland incendios y grandes polvaredas de caballos. Bajó el rey la montaña y entró en el país y acampó para hacer noche junto al río. Atli se quedó haciendo guardia, y atravesó aquel río. Vio una casa. Un gran pájaro estaba de vigilante sobre la casa y se había dormido. Atlí mató con su lanza a aquel pájaro y dentro de la casa encontró a Sigrlin, la hija del rey, y a Álof, la hija del jarl, y a las dos se las llevó consigo. Era el jarl Fránmar quien había tomado la apariencia de un águila y con su magia las había salvado del ejército enemigo.

Había un rey que se llamaba Hródmar y que también había pedido a Sigrlin. El había matado al rey de Svavaland, y había saqueado e incendiado el país.
El rey Hjórvard se casó con Sigrlin, y Atli con Álof.

Hjórvard y Sigrlin tuvieron un hijo grande de cuerpo y bien parecido. No hablaba; no se le había dado nombre. Estaba él en la loma, cuando vio nueve valkirias a caballo, y una había entre ellas hermosa como ninguna. Esta le dijo:

6 «Tardarás, oh Helgi, en ganar anillas,
oh fiero manzano y los campos de Ródul ”
-¡pronto el águila grazna!- si siempre callas
aunque mucho sea, señor, tu valor»

Helgi dijo:

7 «Con el nombre de Helgi, ¿qué me darás,
reluciente muchacha, qué de regalo?
Piénsalo antes que nada digas,
pues a ti solamente te quiero tener.»

La valkiria dijo:

8 «Espadas sé yo en Sigarsholm;
son, menos cuatro, cinco decenas;
una entre todas hay la mejor,
mal pincho de guerra, que de oro se adorna.

9 En su puño la anilla, maldad en su punta
y en medio el valor que a su dueño le presta;
de sangre en su hoja se pinta una sierpe,
en las guardas su cola enrolla un dragón.»

Había un rey que se llamaba Eylimi; su hija era Svava. Esta era Valkiria, y cabalgaba por los aires y sobre el mar. Fue ella la que le dio su nombre a Helgi, y muchas veces lo asistió luego en las batallas.

Helgi dijo:

10 «No eres tú rey, oh Hjórvard, sabio,
oh punta de hueste, aunque gloría tengas;
casas tú quemas de grandes hombres
que mal ninguno jamás te hicieron.

11 Hródmar, mientras, anillas goza
que tuvieron un día parientes nuestros;
a seguro su vida el príncipe ve,
de los muertos la herencia él se la goza.»

Hjórvard respondió que le daría a Helgi un ejército, si quería vengar a su abuelo materno. Helgi fue entonces por la espada que Svava le dijo. El y Atli se pusieron entonces en camino y mataron a Hródmar y realizaron muchas grandes proezas. Mató al gigante Hati, que allá andaba por una montaña.

Helgi y Atli atracaron sus barcos en Hatafjord. Atli se quedó haciendo guardia la primera mitad de la noche. Hrímgerd, la hija de Ha ti, dijo:

12 « ¿Qué bravos son ésos en Hatafjord?
Escudos por tiendas tienen.
Atrevidos venís, sin miedo os veo.
¿Quién es, decid, vuestro rey?»

Atli dijo:

13 «Helgi se llama, señor al que nunca
podrás dañar con tus mañas;
hierros defienden los barcos del príncipe,
ellos de brujas nos guardan.

Hrímgerd dijo:

14 « ¿Y tú, mal bicho, cómo te llamas?
¿Cómo te dicen los hombres?
Te honra tu rey, pues puesto te tiene
en proa, la hermosa, del barco.»

Atli dijo:

15 «Atli me llamo, tu fiero enemigo,
con rabia a las brujas odio;
la húmeda proa a menudo ocupé
viejas nocturnas matando.

16 ¿Y tú, come-muertos, cómo te llamas?
Nómbrame, ogresa, a tu padre.
¡Así nueve leguas en tierra te hundas
y un pino del pecho te nazca! »
Hrímgerd dijo:

16 «Hrímgerd me llamo, fue Hati mi padre,
gigante el peor que yo sé.
¡Muchas las mozas que él se robaba!
Mas Helgi después lo mató.»

Atli dijo:

18 «Los barcos del rey tú, bruja, paraste
apostada a la entrada del fiordo;
a Ran sus guerreros darle querías,
¡La lanza a través lo impidió»

Hrímgerd dijo:

19 « ¡Loco tú, Atli, te digo que sueñas!
Te aprietas ceja y pestaña.
Mi madre los barcos del jefe paró:
yo hijos de Hjórvard ahogaba.

20 Anda y relincha, Atli castrado:
¡Hrímgerd su cola levanta!
Al trasero a ti se te fue el corazón,
aunque suenas a padre caballo.»

Atli dijo:

21 «El caballo que soy lo vas tú a ver
como baje yo a tierra;
triturada, Hrímgerd, te voy a dejar,
bien recogida esa cola.»

Hrímgerd dijo:

22 « ¡Baja, oh Atlí, si es que te atreves!
En el golfo de Varin luchemos;
te haré de costillas, guerrero, arreglo
como te atrape en mis garras.»

Atli dijo:

23 «No iré sin que antes los hombres despierten
y guardia le hagan al rey;
puedo pensarme que tú, mala bruja,
aquí bajo el barco salieras.»

Hrímgerd dijo:

24 «Despierta, oh Helgi, y págale a Hrímgerd;
la muerte le debes de Hati;
con ella una noche el príncipe duerma,
así se dará por pagada.»

Helgi dijo:

25 «Lodin te goce —a los hombres repugnas—,
el ogro que en Tólley habita,
el sabio gigante más malo del yermo.
¡Ese de esposo te cuadra! »

Hrímgerd dijo:

26 «Mejor, oh Helgi, a aquella querrías
que puerto esta noche os buscó;
la enjoyada doncella gran fuerza tiene;
aquí vino ella del mar y ella amarró vuestra flota.
¡Su solo poder a mí me impide
matar a los hombres del rey! »

Helgi dijo:

27 «Escucha, Hrímgerd, mi pago tendrás
si al príncipe bien le respondes:
¿Una y no más los barcos salvó
o eran en número muchas?»

Hrímgerd dijo:

28 «Nueve tres veces, mas una a su frente,
la blanca mujer bajo el yelmo;
sus caballos brincaban, de sus crines caían
rocío en los valles profundos,
granizo en los altos bosques;
de ahí se sacan su cosecha los hombres.
¡Horrible me pareció todo aquello que vi! »

Helgi dijo:

29 « ¡Mira el levante! Helgi, oh Hrímgerd,
runas de Hel te grabó.
Por tierra y por mar van salvos los barcos,
salvos los bravos del rey.»

Atli dijo:

30 « ¡Ya amaneció! Hasta el fin de tu vida,
Hrímgerd, retúvote Atli:
¡De señal para el puerto grotesca quedas,
ahí como piedra clavada! »

El rey Helgi era un gran guerrero. Fue a donde el rey Eylimi y le pidió a su hija Svava. Helgi y Svava se prestaron los juramentos y se tuvieron grandísimo amor. Svava se quedaba en casa con su padre mientras Helgi salía a luchar. Svava seguía siendo valkiría como antes.
Hedin vivía en casa de su padre, el rey Hjórvard de Noruega. La víspera de Jól, Hedin volvía del bosque solo a casa y se encontró con una bruja; iba ella montada sobre un lobo y llevaba serpientes como riendas; le pidió a Hedin que la dejara ir con él. «No», dijo él. Ella dijo: «Pagarás esto cuando bebas y jures.»
Por la noche se echaron los juramentos: se sacó el puerco para el sacrificio, pusieron los hombres sus manos sobre él y luego bebieron pronunciando sus juramentos. Hedin echó el juramento de que haría suya a Svava, la hija de Eylimi, la muy amada de su hermano Helgi, y tanto se arrepintió de aquello, que se marchó para el sur del país por perdidos caminos, y se encontró con su hermano Helgi.

Helgi dijo:

31 « ¡Salud, oh Hedin! ¿Qué novedades
contarnos puedes, di, de Noruega?
¿Por qué del país huyendo saliste
y solo, señor, a vernos vienes?»

Hedin dijo:

32 «Torpe desgracia peor me ocurrió:
para mí me elegí a la hija de reyes,
jurado dejé que a tu esposa tendría.»

Helgi dijo:

33 « Libras de culpa! Verdad, oh Hedin,
hagamos los dos el gran juramento:
convocado a la isla me tiene un rey,
allá yo iré cuando pasen tres noches;
dudas tengo si vivo regrese.
¡Podríase entonces que así se cumpliera! »

Hedin dijo:

34 «Digno, oh Helgi, a Hedin lo dices
de tanta bondad, de regalos muchos:
¡Bien tú pudieras teñir tu espada
en vez de dar paz a un tu enemigo!»

Esto dijo Helgi porque pensó que estaba marcado de muerte y que habían sido sus fylgias las que se le habían presentado a Hedin cuando éste vio a la mujer que montaba un lobo.
Había un rey que se llamaba Alf, hijo de Hródmar; él le había puesto campo a Helgi en Sigarsvéllir para tres noches más tarde. Entonces dijo Helgi:

35 «Montada en un lobo —oscuro estaba—
aquella mujer le ofreció compaña:
sabíalo ella que en Sigarsvéllir
el hijo de Sigrlin muerto sería.»

Allá tuvieron muy gran pelea, y Helgi recibió entonces una herida mortal.

36 Helgi a Sígar en busca mandó
de la hija, la sola, que Eylimi tenía
«Pronto en camino dile que se ponga
si al príncipe quiere encontrar con vida

Sígar dijo:

37 «Helgi aquí me mandó cabalgara
y hablase, Svava, contigo en persona:
Antes que al rey se le agote el aliento
verte desea el excelso nacido.»

Svava dijo:

38 ¿Qué fue de Helgi, del hijo de Hjörvard?
¡Dolor terrible ahora me llega!
Si el mar, lo atrapó o la espada lo hirió
Yo su castigo daré al culpable

Helgi dijo:
39 Aquí de mañana en Frekastéin
el budlungo cayó el mejor bajo el sol;
toda la victoria será para Alf
aunque en esta ocasión, razón no ha sido

40 « ¡Salud, oh Svava! Reprime tu pena;
por última vez en el mundo nos vemos:
tiene el budlungo sangrantes heridas,
en mi pecho la espada tocó corazón.

Hedin dijo:

41 Escúchame, Svava – ¡muchacha, no llores!-,
atiende a mí ruego y haz como digo:
Para Hedin ahora prepara un lecho
y al joven príncipe dale tu amor.»

Svava dijo:

42 «Esto yo dije en mundo feliz
cuando anillas de oro Helgi me daba,
que nunca yo si muriera mi rey
le echaría mi brazo a otro sin fama.»

43 « ¡Bésame, Svava! Que no verás tú
que a Rógheim vaya ni a Rodulsfiol
sin que antes yo vengue al hijo de Hjórvard,
budlungo que fue el mejor bajo el sol.»
Helgi y Svava se cuenta que tuvieron una segunda vida.

Publicado en Edda Mayor | Deja un comentario