Bienvenidos a The Gods of Nature

Sed bienvenidos a The Gods of Nature, un punto de encuentro para todo amante de la mitología nórdica, mitología celta, la wicca, la naturaleza, supervivencia, viajes y mucho más…

Este blog es mi rincón personal en el que intento mostrar de una manera amena y sencilla de entender, las maravillas de la mitología nórdica y, entre otras muchas cosas, encontraréis artículos sobre los celtas, su mitología, la wicca… puesto que también son mis pasiones.

Si eres un amante de la historia y el paganismo, de la gastronomía y el viajar, la naturaleza o la supervivencia, has venido al lugar adecuado… Aquí encontrarás imágenes, textos antiguos, artículos y demás cosas que resultarán de tu interés.

Y ahora siéntete como en casa, eres más que bienvenido, coge un cuerno de hidromiel y disfruta de la lectura y el aprendizaje.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

“Las runas nos guían y Odín nos acompaña.”

El Odinismo es vida

Publicado en The Gods of Nature | Deja un comentario

¿Quién es Loki?

Ilustración de Xochicalco.

La presencia de Loki es muy importante en las historias contadas por Snorri y también en varios poemas de la Edda y los escaldos. Como podemos ver en estos, algunos de los problemas más grandes a los que se enfrentan los dioses, son por culpa de Loki, pero también será este mismo, el que les otorgue sus mejores tesoros.

Este personaje se caracteriza por ser hábil, pudiendo salir del paso ante cualquier contratiempo y por ser una persona deshonesta, ya que sus fines siempre tienen un doble fondo. Será por esto que, muchos dioses, acudan en su ayuda cuando no encuentran una solución, aún sabiendo de sus artimañas, saben que siempre tendrá un plan para salir del paso. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que Loki es un acompañante de los dioses y serán sus hijos los que acaben con la vida de las principales divinidades.

No podemos hablar de que se realizaran cultos o sacrificios en su honor, puesto que no hay evidencias y el único motivo por el que se le ha llegado a plasmar gráficamente, ha sido en el marco representativo de una historia o un mito, no como la imagen de un dios. Por lo tanto, no podemos afirmar que este fuera una divinidad.

La balada feroesa de Loki.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Anuncios
Publicado en Edda Mayor, Mitología Nórdica | Deja un comentario

Sego-birras

Panorámica hecha desde el Alcázar.

Muchas veces he visitado Segovia, ya que al estar cerca de Madrid, es un destino bastante rápido y bonito para pasar el día con amigos o familia, pero esta vez por fin pude pasar varios días y visitar el lugar tranquilamente.

Tuvimos la suerte de encontrar una casa muy cómoda en La Lastrilla, un pueblo precioso a diez minutos del acueducto en coche, o “media hora andando” como nos dijo una señora, pero que viendo el camino, eran como una hora y cuarto más o menos a pata.

El pueblo era precioso, el típico con su plaza en la que hay tres bares contados, un restaurante y dos hostales. Si vais en verano, podéis ir a la piscina municipal, que más o menos son unos cuatro euros para no empadronados y podéis pasar el día con la turra del sol o en el chiringuito comiendo croquetas y bebiendo cerveza, plan muy recomendable para buscar la tranquilidad y a precio muy asequible.

IMG_20190727_124115-01-01.jpeg

Vistas desde la piscina municipal I.

Vistas desde la piscina municipal II.

Primero vamos a comentar el tema del alojamiento. Encontramos una casa bastante amplia con AirBNB y con unos vecinos muy agradables, que ya de primeras nos dieron verduras del huerto y pisto casero, y que en un momento de desesperación, nos dejaron hasta la bandeja del horno. Al final en el viaje fuimos uno más y no nos pusieron ningún problema. Tres noches/cuatro días, fueron alrededor de 150€, que en temporada alta como lo es verano, está bastante bien.

En Segovia lo más típico para comer es el cochinillo, el cual está cojonudo he de admitir. El problema es que en los restaurantes del centro, como de costumbre, te suelen meter una buena clavada por la espalda al comer un plato típico de allí. Mi recomendación es que vayáis a los pueblos de los alrededores a comer y un día especial, al centro. Nosotros comimos en el pueblo en el que estábamos hospedados menús muy baratos en los que había de todo y la comida estaba de diez, todo casero.

Mi primera recomendación para comer en la Lastrilla es un restaurante al lado del Hostal El Mirador, con menú de unos 8€, pudiendo repetir vino, gaseosa y agua las veces que quieras.

IMG_20190729_135207-01.jpeg

Cochinillo dentro del “menú especial”, un poco más caro.

Migas como de costumbre.

Plato calentito de alubias, que en verano sientan muy bien

Solomillo de cerdo con foie de pato y vinagre de módena

Las típicas carrilleras que nunca pueden faltar

El siguiente sitio que recomiendo para comer, está al lado del Hostal Boal y me parece que era el bar 2JJ, en el que comimos estupendamente bien y de menú también.

IMG_20190728_151625-01.jpeg

Judiones en verano, también de lo mejor.

Los vinos “peleones” también acompañan muy bien una buena comida

El imponente acueducto

Segovia cuenta con muchas iglesias y una catedral preciosa, que enamora desde lejos. El precio para visitar la catedral por dentro me parece que eran de unos 3€, bastante barato teniendo en cuenta las clavadas que te meten en otros lugares.

IMG_20190727_201709-01.jpeg

Catedral de Segovia I.

Catedral de Segovia II.

Uno de los lugares que se debe visitar es el Alcázar, el cual si te gusta la Historia de España y el arte militar, merece la pena ir y es un lugar que no os podéis perder. Si estas dos cosas no os interesan mucho, a parte de tener unas vistas impresionantes de los alrededores tanto desde arriba como desde abajo, al salir, os terminaréis interesando por esta. El precio de la entrada no lo recuerdo, pero más abajo os pondré el enlace a la página web para que podáis ver precios, horarios y demás, como siempre.

Monumento a los héroes del 2 de mayo

Foto tomada desde la entrada del Alcázar.

También tenéis la Academia de Artillería en Segovia, cerca del acueducto. Desconozco si esta se puede o no visitar, pero en sí el edificio es muy bonito y seguro que resultará de vuestro interés.

Para terminar decir que, tanto históricamente como culturalmente, Segovia es una ciudad muy importante que merece la pena visitar. Hay muchos lugares más, como museos, monumentos, centros culturales y demás, que podéis visitar. Espero que toda esta información sea de vuestra ayuda.

Recuerda respetar siempre el patrimonio cultural de tu zona y el de todas partes.

Más fotos del viaje:

Enlaces de interés:

1. Página web de AirBNB.

2. Página web del Alcázar de Segovia.

3. Página web de la Catedral de Segovia.

4. Página web Ayuntamiento de la Lastrilla y de Segovia.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La balada feroesa de Loki

Imagen de un manuscrito islandés del siglo XVIII.

La balada feroesa de Loki.

Un gigante y un campesino estaban jugando. El gigante salió vencedor y le ganó
al campesino su hijo, y dijo que iría a buscarlo al día siguiente γ se lo llevaría
para siempre a menos que los padres supieran esconderlo donde él no pudiera
encontrarlo.

Como no sabían qué hacer, desearon que estuviera allí Odín porque
él sabría ayudarlos, y el dios bajó a la tierra, hizo crecer la cebada en una sola noche,
convirtió al niño en un grano y lo escondió en una espiga, asegurando que
el gigante no sería capaz de encontrarlo. Le dijo que si lo llamaba tenía que ir a
su lado inmediatamente.

El gigante se puso a segar la cebada con su hoz y
cogió la espiga donde estaba oculto el niño. Odín llamó al niño, que al momento
estuvo a su lado y con sus padres, y dijo que aquél era el escondite que le había
buscado. El campesino apeló entonces a Hœnir y éste apareció al instante,
transformó al niño en una pluma que ocultó en el pecho de un cisne y le dijo
que si lo llamaba tenía que ir a su lado inmediatamente.

El gigante vio tres cisnes, cogió uno y le arrancó el cuello de un mordisco; y se habría tragado al niño, pero Hœnir le llamó y al instante estuvo a su lado. Hœnir dijo que aquel
era el escondite que había sabido encontrar. Entonces desearon que estuviera allí
Loki, y no habían terminado de decirlo cuando allí estaba. El campesino le explica
la situación y Loki le ordena construir un galpón para guardar el barco, con
una ventana grande con ganchos de hierro. Entonces se fue con el niño al barco,
remó hasta mar abierto, pescó un lenguado y metió dentro al muchacho, transformado
en huevo, y le dijo que si lo llamaba fuera con él al instante. Al volver
se encontró al gigante cerca de la orilla, y como vio que quería salir de pesca insistió
en acompañarlo. El gigante echó el anzuelo y sacó el lenguado. El gigante
puso el pez sobre sus rodillas, lo abrió y se puso a examinar la hueva con mucho
cuidado. Loki llamó al niño y le dijo que se sentara delante de él para que el gigante
no le viera, y que en cuanto llegaran a la orilla corriera a casa sin dejar siquiera
huellas en la arena. Cuando el gigante lo vio escapar salió tras él, pero se
hundía en la arena hasta la rodilla.

El muchacho atravesó el galpón, el gigante lo siguió, pero al meter la cabeza por la ventana los ganchos de hierro se le clavaron en la cabeza. Loki le cortó entonces una pierna pero el gigante se rió, porque se volvió a juntar al cuerpo en un instante. Pero Loki le cortó la otra pierna y pusoacero y pedernal entre la pierna y el cuerpo para evitar más magias.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Edda Mayor, Mitología Nórdica | 1 Comentario

El Brujo y la sabiduría

Pintura de Georg von Rosen.

Quizás, uno de los poemas más famosos dentro de este ámbito sea el Discurso del Altísimo, más conocido como Hávamál, perteneciente a la Edda Mayor. En él se describen o relatan una serie de pautas para seguir una vida recta, con sabiduría y supervivencia.

Según este, Odín se sacrifica para así conseguir alcanzar toda la sabiduría posible: colgado del árbol de la vida (Yggdrasil), sin poder alimentarse ni beber nada y atravesado por una lanza, consigue el conocimiento y el poder de las runas, las cuales permiten que las palabras estén cargadas de magia y sobrevivan más allá de la inmediatez de la persona que las pronunció.

“Sé que colgué del árbol azotado por el viento nueve noches enteras,

herido por la lanza, entregado a Odín,
mismo a mismo,de aquel árbol del que nadie sabe
el origen de sus raíces.”

Este sacrificio, debió de ser muy popular entre los escandinavos, ya que se han encontrado muchas representaciones gráficas que aún conservamos y alguna referencia que es más que evidente. Un claro ejemplo de esto, es una canción recogida en las Islas Shetland, Escocia, en el siglo XIX, el cual incluía en contexto cristiano los siguientes versos:

“Nueve días colgó del árbol sin raíces, pues el pueblo estaba enfermo y él era bueno.”

¿Qué sabiduría es la que aprende Odín mediante este sacrificio? Odín aprende nueve encantamientos y, según se cuenta, su maestro fue ni más ni menos que el hermano de su madre Bestla. Lo que este consigue es la llamada “magia rún” o magia de las runas, la cual enlaza el poder con el conocimiento.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • STURLUSON, Snorri. Textos mitológicos de las Eddas.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Edda Mayor, Mitología Nórdica, Runas | Deja un comentario

Los sacrificios germanos

Ilustración sobre el Dísablót. August Malmström.

Es muy importante entender la mentalidad de cada civilización, la relación que estos tenían con sus creencias y cómo entendían su espiritualidad. Las religiones paganas exigían sacrificios a los dioses, los antepasados y cualquier ser sobrenatural. Hay que tener en cuenta que los germanos sacrificaban tanto en ceremonias comunales, como en pequeños actos familiares.

Con la llegada del cristianismo a cada rincón y la amenaza que estas creencias y ritos paganos suponían para ellos, los sacrificios fueron de las primeras cosas que intentaron suprimir e incluso transformar. En el año 601, el papa Gregorio I, le escribía una carta al misionero Melitón, reproducida por Beda el Venerable, que decía así:

[dile al obispo Agustín que] tras madura reflexión [..,] he decidido que los templos de los ídolos de esa nación no deben ser destruidos, aunque sí los ídolos que hay en ellos; purificad con agua bendita los templos, erigid altares y depositad reliquias […] para que aquellas gentes, al ver que sus templos no son destruidos, abandonen el error y, movidos por la familiaridad de los lugares a los que estaban acostumbrados, conozcan y adoren al verdadero Dios. Y como tienen por hábito matar bueyes en sus sacrificios a los demonios, hay que instituir actos solemnes que sustituyan esta costumbre, como por ejemplo que en el día de la consagración […] se les permita construir sus cabanas en torno al antiguo templo ahora dedicado a un nuevo uso, y que celebren la fiesta religiosa, no sacrificando
bestias al demonio, sino matando el ganado para comerlo dando gracias a Dios.

Aunque la idea principal era la de no destruir los templos, como ya sabemos, algunos fueron destruidos e incluso, sustituidos por iglesias cristianas.

El primer tipo de sacrificio del que vamos a hablar, es el parcial, donde el acto comunitario era incluso más importante que la propia ofrenda a los dioses, es decir, el festín. Por tanto, podemos imaginarnos la inmensa mayoría de los sacrificios germánicos. Debemos tener en cuenta que según el carácter de cada festividad y los seres a los que iba dirigido el rito, así eran las ofrendas, los actos rituales y las personas que se encargaban de ellos.

El siguiente tipo de sacrificio, el cual es muy común en otras culturas paganas, consistía en que el animal o el objeto a sacrificar, se entregaba a los dioses: la víctima se quemaba y el objeto se rompía, siendo así inutilizado.

Quizás el tipo de sacrificio más conocido por todos, puesto que es el más impactante, sea el sacrificio humano. Sí, había sacrificios humanos, pero no de la cantidad y brutalidad con la que todos creemos.

Lugares sagrados

Originalmente, los templos eran construidos en lugares naturales, como bosques, lagunas, árboles… aunque también se podían encontrar amontonamientos de piedras para formar algo parecido a un altar, a veces acompañado de un círculo de piedras.

Gracias a la toponimia, podemos saber que había dos lugares de culto geográficamente diferenciados: los que se encontraban cerca de poblados, en lugares accesibles y dedicados a las divinidades propias, pero también a algún dios el cual estos sintieran cercano teniendo en cuenta sus preocupaciones… y otros más alejados, colocados en lugares centrales para una población más amplia. Podemos decir que los primeros serían los lugares de culto de las aldeas, que reunirían a familias y clanes y en los segundos tendrían lugar las grandes ceremonias de la tribu.

Quizás uno de los lugares más conocidos por todos, sobretodo destacado en el sur de Escandinavia, sea el marcado con piedras formando la silueta de un barco. Algunos de estos lugares se utilizaron para enterramientos, pero en otros casos, estos lugares fueron el lugar destinado al culto de los dioses.

Tiempos de sacrificio

Debemos de tener en cuenta, que los germanos realizaban con frecuencia y sin necesidad de establecer una fecha determinada que sea importante, pequeños sacrificios familiares a las diosas y dioses de la fertilidad.

Aunque con menos frecuencia y seguramente con alguna fecha señalada o de importancia, también se reunían en centros de culto próximos, acudiendo a ellos varias familias y teniendo lugar sacrificios más solemnes. En estos cultos, se decidirían bodas, planes para el futuro, soluciones a problemas…

En fechas establecidas, coincidiendo con los ciclos naturales, se juntaban durante unos días los miembros de varios clanes y realizaban un gran sacrificio y banquete en honor a los dioses.

Hay que tener en cuenta que estas celebraciones no tenían simplemente un carácter religioso, también tenían un carácter social, puesto que reunían a personas de muchos lugares para, por ejemplo, solucionar los problemas que afectaban a toda la comunidad.

Todo esto, derivó en lo que llamamos thing o asamblea, que era el centro de vida política, social, económica y religiosa.

En los momentos de los equinoccios y solsticios, se celebraban fiestas especiales, debido a las cosechas. En invierno tenía lugar el dísablót o sacrificio a las dísir, por ejemplo. Hoy en día, podemos decir que “decidían” los sacrificios en invierno o verano, pero debemos tener en cuenta que para ellos era en función de cuando la naturaleza estaba más viva o más muerta.

Ilustración de las Dísir, divinidades femeninas. Emil Doepler.

Sabiendo esto, podemos decir que el verano era el tiempo de los dioses de la guerra, los viajes y la fertilidad, queriendo, con este último, el buen nacimiento de las crías, buenas producciones de los frutos y demás. El invierno, en cambio, era momento de los sacrificios familiares, el momento de “sacrificar” a la diosa para los momentos cotidianos de la vida y la muerte, las enfermedades, los trabajos, etc.

Por desgracia, es algo muy complicado realizar una lista de las festividades con sus fechas exactas correspondientes, debido al componente local, la variación de las fechas, las formas de llevar a cabo el ritual, los objetos a sacrificar…

Poco a poco vamos disponiendo de más información, pero, a mi parecer, nos será imposible saber cómo pensaban, actuaban o el por qué de los sacrificios, de una forma tan precisa y más teniendo en cuenta que partimos de una creencia poco estricta y sin leyes en ese sentido, puesto que no había nada escrito.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • SAN JOSÉ BELTRÁN, Laia. Blog The Valkyrie’s Vigil.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Historia, Sociedad vikinga | Deja un comentario

León, cerveceo y tapeo

No he podido definir mejor el título de esta entrada sobre otro fin de semana inolvidable en familia, cerveceo y tapeo. Me parece que estas dos cosas son las que más definen León, quitando el tema cultural que también es muy interesante y del cual hablaremos más tarde.

Como siempre, de lo primero que vamos hablar será del alojamiento. Nuevamente, nos alojamos en una casa con la aplicación de AirBnb, que nos salió tirada de precio. La casa estaba genial, con capacidad para siete personas: dos habitaciones, dos baños, cocina, terraza y un salón amplio. El casero que nos tocó, nos dio una turra muy interesante de la ciudad y nos explicó un poco todo lo que ver, con mapa incluido, así que genial. También nos dejó preparado algo de desayunar, cosa que agradecimos bastante. Algo bueno de la zona es que pudimos aparcar cerca de la casa y estábamos a unos diez minutos del centro y la zona de los bares.

La primera noche, fue espectacular. Tuvimos mucha suerte con el tiempo porque no nos llovió y hacía fresquito. El casero nos aconsejó no cenar y salir de bares, ya que siempre ponían tapa con la consumición y lo que más me gustó es que podías elegir entre varias tapas, bastante contundentes por cierto. Claramente, le hicimos caso en lo de no cenar, pero como siempre, compramos provisiones de cerveza que nunca vienen mal.

Lo primero que hicimos al llegar al centro, fue ver la catedral, la cual se levanta imponente.

Siempre se dice que el mundo es un pañuelo, y justo la primera noche que salimos, me encontré a mi primo en un bar con unos amigos, así que aprovechamos para que nos recomendara lugares a los que ir y allá que fuimos. Se supone que los que salen por León, suelen empezar a “cortos” o cañas, para poder comer y que no les de la turra y puedan cenar las tapas tranquilamente, pero nosotros empezamos a “cañones” o dobles y nos doblaron, sí. Después de muchas cervezas y tapas, volvimos a casa a descansar.

Al día siguiente, madrugón para desayunar. Para mi, los despertares en una ciudad me parecen muy importantes, me encanta el ambiente de los comercios abriendo y la gente paseando o entrando a desayunar… y León me encantó en ese sentido. Volvimos a ver la Catedral, que por la mañana seguía preciosa. Un punto a favor de esta ciudad es poder ir a cualquier lugar andando y en una mañana o día como mucho, te puedes recorrer todo León y haber visitado los monumentos más históricos.

Una entrada al casco histórico

Para comer y cenar al día siguiente, hicimos lo mismo, cerveceo y tapeo, siguiendo a cañones en vez de cortos, aunque alguno iba bajando un poco el ritmo. Un amigo nos llevó a una terraza-mirador desde la que se veía toda la ciudad. Sinceramente, es de las imágenes más bonitas que he visto de una ciudad, junto a la de Toledo, puesto que se veía la catedral de fondo.

Me parece que nos recorrimos todos los bares de León y es una ciudad con unas calles y unos edificios espectaculares, los cuales te enamoran. De lugares para tapear, os puedo recomendar uno llamado “Camarote Madrid“, un sitio puro en el que te ponen unas tapas muy buenas. Si queréis tomar algo por la tarde-noche, os recomiendo un bar de cervezas artesenales llamado “Four lions”, en el cual si lo pedís, os dejan ver todo el tinglado que tienen montado para hacer la cerveza artesanal. Probamos varias cervezas que estaban buenísimas. También visitamos otro local de cerveza artesanal, pero no me acuerdo del nombre. Abajo os dejaré un artículo en el que se citan los bares de cerveza artesanal en León.

Si os gusta el arte, os recomiendo encarecidamente ver la “Casa Botines”, un edificio precioso diseñado por Gaudí, puesto que no tiene pérdida.

Cabe destacar, que León tiene una iglesia preciosa, llamada la Iglesia de Santa Marina La Real”. Insisto en que si os gusta el arte, debéis visitarla.

Finalmente, el último día tocó pasear por toda la ciudad, recordar los bares de la noche anterior y seguir disfrutando de la compañía y las nuevas amistades. Recomiendo mucho visitar esta ciudad, tanto por gastronomía, como por historia. Por suerte, seguimos conquistando ciudades y aprendiendo cada vez más de este bello lugar.

Enlaces de interés:

  1. Ayuntamiento de León.
  2. Airbnb, alojamientos y habitaciones a buen precio.
  3. Bares con cerveza artesanal en León.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Viajes | Deja un comentario

Erik el Rojo, colonizador de Grönland

Se cuenta que alrededor del año 900, Gunnbjörn Krajasson, el cual navegaba hacia Islandia, se topó con un mal tiempo y su barco se desvió hacia el oeste. Gunnbjörn pudo divisar algunas islas, pero este no se detuvo en ellas, aunque al llegar a su destino diera buena parte de su descubrimiento.

No sería hasta el año 982, para que Erik el Rojo, otro islandés, decidiera recorrer esas islas, las cuales en su día recibieron el nombre de “islas de Gunnbjörn”, si es que alguna vez se hablaba de ellas.

Uno de los motivos por los que Erik el Rojo tuvo que emprender esta aventura, fue el hecho de que fuera condenado a la pena de destierro y tuvo que abandonar Noruega en el año 964, en compañía de su padre. La primera parada de Erik, fue en Islandia, lugar en el que tuvo problemas al instalarse, puesto que todas las tierras ya habían sido repartidas. Tras varios intentos de asentarse y de conflictos graves con sus vecinos, nuevamente, este fue condenado a una pena de destierro de nada menos que tres años.

Debido a esa condena de destierro y, partiendo de la costa noroeste de Islandia, Erik sigió la costa este de Groenlandia. Su primera impresión, fue la de que era un páramo imposible de habitar, hasta que tras haber doblado el cabo Farewell, alcanzó una región llena de fiordos, cerca de Julianehåb, la cual le pareció más acogedora.

Tras haber explorado esa zona, pasó allí el invierno. A la primavera siguiente, subió a lo largo de la costa oeste y encontró otro lugar que podía acoger una colonia, la cual dividió en dos partes, nombrando la primera como Østerbygden, la colonia oriental, y la segunda como Vesterbygden, la colonia occidental.

Tres años después, al haber pasado ya su condena, regresó a Islandia con la intención de reunir hombres, ganado y material para realizar en su nuevo hogar un asentamiento definitivo. Su nuevo hogar, fue “bautizado” como Grönland, tierra verde. Erik encontró rápidamente voluntarios dispuestos a enfrascarse en esta nueva aventura, debido a la gran carencia de tierras disponibles en Islandia.

A principios del verano del año 986, alrededor de veinticinco barcos cargados hasta las trancas, abandonaron Islandia en dirección de esa tierra verde. Debemos tener en cuenta que en total había entre quinientas a setecientas personas, contando mujeres, niños y ganado, los cuales iban todos a bordo. La historia cuenta que el comienzo de su viaje fue muy movido, puesto que una enorme tempestad dispersó varios barcos, hundiendo algunos y haciendo que otros tantos dieran la vuelta, llegando a la tierra prometida la cantidad estimada de 14 barcos. Al llegar allí, Erik comenzó la repartición de tierras entre los dos asentamientos a los que dio nombre. Él se asentó en Brattahlíð, situada en el asentamiento oriental, al fondo de un fiordo que más tarde recibió el nombre de Eiríksfjörð.

Las dimensiones de los edificios descubiertos durante las excavaciones a finales del siglo XIX y comienzos del XX, demuestran que los vikingos vivían en las zonas costeras de Groenlandia. Estos se dedicaron a la cría de cerdos, ponys, ovejas… pero vivían sobre todo de la pesca y la caza. Buscaban y criaban animales de los que poder aprovechar todo de ello, ya fuera la piel para abrigarse del frío o hacer alimentos con ellos. Algo a tener en cuenta de la región en la que estaban asentados, es que era muy rica en la caza y la pesca, encontrando así liebres, focas, morsas, aves… entre otras cosas.

Siguiendo con su tradición estamental, estos fundaron en Garðar un thing, al que acudían cada año los campesinos libres para así solucionar los problemas que ocurrían. Como podemos observar, una vez asentadas las familias y conocidos sus roles, empezaron a prosperar poco a poco. La población aumentó progresivamente, aunque sin alcanzar nunca una cifra comparable a la de Islandia.

Tras algunos años de prosperidad, Groenlandia adoptó el cristianismo hacia el año 1000, justo después que sus hermanos de Islandia. En el año 1125, Garðar contó con obispado y en la colonia occidental se podían encontrar hasta una catedral, un monasterio agustino, un convento de monjas benedictinas y doce iglesias parroquiales. En el año 1357, los habitantes de Groenlandia pagaron el diezmo de San Pedro enviando doscientos cincuenta colmillos de morsa, un objeto muy codiciado, puesto que estaban hechos de marfil.

Ruinas de la Iglesia de Hvalsey (Groenlandia)

Finalmente, los colonos de Grönland empezaron a caer poco a poco en el olvido. Por desgracia, fueron desapareciendo por las condiciones de vida, la situación meteorológica, enfermedades y las guerras contra los esquimales. Cabe destacar que la ruta que seguían estos para dirigirse a Islandia a comerciar, se había vuelto impracticable, debido al desplazamiento de los hielos hacia el sur.

Bibliografía

  • BERNÁRDEZ, Enrique. Los mitos germánicos.
  • Autor desconocido. Saga de Erik el Rojo. Siglo XII.
  • Blog COFRADES. Artículo “El Cristianismo en los confines del mundo: la Iglesia en Groenlandia“. 25 de mayo de 2010.

[Apoya el proyecto The Gods of Nature, cualquier contribución es más que bienvenida: paypal.me/thegodsofnature]

Publicado en Historia, Vikingos | Deja un comentario